A partir de este martes 10 de marzo la Santa Sede ha extremado aún más las medidas preventivas contra la difusión del coronavirus y ha decidido cerrar  la Plaza y la Basílica de San Pedro a las visitas guiadas y a los turistas en general

Se trata de una medida adoptada por el Estado de la Ciudad del Vaticano en coordinación con las autoridades italianas. Por lo tanto, al igual que las medidas decretadas por el gobierno italiano las medidas  en vigor hasta el próximo 3 de abril.

TE PUEDE INTERESAR: El Papa, enjaulado por el coronavirus

También estarán cerradas la unidad móvil de Correos Vaticanos en la Plaza de San Pedro, los dos puntos de venta de la Libreria Editrice Vaticana, el Servicio Fotográfico de L’Osservatore Romano, que permanecerá accesible en línea, y la tienda de ropa.

El comedor de empleados estará cerrado al público a partir de mañana, 11 de marzo, cuando se activará, en cambio, un servicio de reparto de comidas a petición de los distintos organismos y entes de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano.

¡Ah! y desde ya la policía mantiene cerrados los accesos a la Plaza a todo aquel que no demuestre que debe acceder por motivos de trabajo, como los periodistas acreditados ante la  Santa Sede.

Todo este se suma a la cancelación de la celebración pública del Ángelus dominical y la Audiencia General de los miércoles.

La Santa Sede suspendió también eventos públicos como la celebración del Pacto Mundial para la Educación, que se iba a celebrarse el 14 de mayo, y el encuentro sobre La Economía de Francisco, que iba a tener lugar del 26 al 28 de marzo en Asís.

En el mismo sentido, se canceló la celebración penitencial “Tus pecados son personados” que iba presidir el Papa el viernes 20 de marzo en la Basílica de San Pedro.

También se cancelaron la celebración pública del Ángelus dominical desde el Palacio Apostólico y de la Audiencia General de los miércoles.

El Estado Italiano ha declarado todo el territorio nacional como zona protegida, por lo que quedan prohibidos los desplazamientos de ciudadanos fuera de sus lugares de residencia, salvo por motivos de trabajo o sanitarios.

Además, se ha decretado el cierre de todas las instituciones educativas y se pedirá a las personas que permanezcan en sus casas a partir de las 18.00 horas -una especie de toque de queda; también se han cancelado eventos públicos, como conciertos o manifestaciones, se han cerrado museos, bibliotecas, cines, y se ha limitado el acceso a supermercados o restaurantes.

El tema del coronavirus es un tema muy serio en Italia

Pero el Papa Francisco sigue activo; en un servicio religioso en  la Casa Santa Marta, exhortó a los sacerdotes para que salgan y lleven la Eucaristía a los enfermos.

Comunicado de la Santa Sede:

http://press.vatican.va/content/salastampa/it/bollettino/pubblico/2020/03/10/0151/00328.html

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here