Twitter Vatican News

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, subrayó su apoyo al Papa Francisco y criticó que se aprovechen “las fallas de la Iglesia” para atacar al Pontífice.

RELACIONADO: La jerarquía católica chilena da su respaldo al Papa Francisco

En declaraciones a la cadena de radio COPE, perteneciente a la Conferencia Episcopal, Gil Tamayo comentó “el huracán mediático” desatado a raíz de la carta publicada por el exnuncio en EU Carlo Maria Viganò, en la que acusa al Papa Francisco de encubrir los abusos del excardenal Theodore McCarrick.

“En este momento en el que se ven las fallas de la Iglesia, hay quien quiere aprovechar para atacar al Papa, porque hay gente que no ha aceptado nunca la elección del Papa Francisco, su misión y su tarea de reforma de la Iglesia, de ponerla en esa nueva evangelización, que es, en definitiva, poner en práctica el Concilio Vaticano II”, explicó Gil Tamayo.

Señaló que los abusos en el seno de la Iglesia son “una lacra, un mal hecho que debemos reconocer y por el que debemos pedir perdón. Aunque solo hubiera un caso ya sería lo suficientemente grave como para levantar nuestra denuncia, nuestro dolor y, sobre todo, nuestra cercanía las víctimas”.
Lombardi.

El reverendo Federico Lombardi, exdirector de la Sala de Prensa del Vaticano, y Thomas Rosica, religioso canadiense que lo asiste en el idioma inglés, también cuestionaron los dichos de Viganò.

En entrevista al canal de los obispos italianos, TV2000, Lombardi explicó que el Papa Francisco “realiza una reflexión que conectamos de forma espontánea a la situación actual, donde tenemos una ola de acusaciones extremadamente agresivas que se mezclan con algunos elementos de la verdad con muchos elementos de la falsedad que confunden y por encima tienden a crear una situación de división en la Iglesia”.

Lombardi y su asistente emitieron el domingo 2 de septiembre un comunicado conjunto, en el que aseguraron que fueron recibidos por Viganò poco después de que éste se viera con el Papa en el Vaticano tras ser convocado después del viaje a Norteamérica.

Afirmaron que la “iniciativa” del encuentro con la activista ‘antigay’ fue del entonces nuncio, que no informó a Francisco y a sus colaboradores de forma suficiente de las implicaciones que podría conllevar la cita ni de los antecedentes de la señora.

El tema Davis salió a relucir luego de que Juan Carlos Cruz, víctima de los abusos del sacerdote Fernando Karadima en Chile, comentó al New York Times la posición xenófoba de Viganò e indicó que éste fue el motivo por el cual Francisco no le hubiera confirmado en su cargo diplomático.

Obviamente las declaraciones de Cruz echaron gasolina al fuego encendido por Viganò y nunca fueron confirmadas por fuentes vaticanas por tratarse de un encuentro privado al final de abril en la casa Santa Marta entre Francisco y una víctima de abusos sexuales.

En la declaración conjunta de Rosica y Lombardi, se transcribieron los apuntes manuscritos de la reunión que ellos tuvieron con Viganò. En esas notas, según Rosica, el exnuncio les dijo que el Papa Francisco lo había regañado por “engañarlo” con el encuentro con Davis y por haber ocultado el hecho de que Davis se había casado cuatro veces y el fondo que había detrás de su historia de rebelión civil.

Por su parte, Lombardi manifestó que Viganò tomó la iniciativa para el encuentro con Davis, que debería haber sabido que provocaría un gran rechazo y que si bien funcionarios del Vaticano lo aprobaron, no estaban bien informados sobre la repercusión que tendría dicho encuentro.

Rosica expresó también que ningún jerarca del Vaticano participó de la redacción de su declaración con Lombardi, pero que se la dio a conocer al secretario de estado.

Aquí el video de TV2000 difundido el 3 de septiembre:

DiNardo alerta de riesgo

El presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston, solicitó una audiencia con el Pontífice.
Para DiNardo, la misiva de Viganò merece respuestas “concluyentes y basadas en la evidencia”, porque sin ellas se corre el riesgo de que “la reputación de hombres inocentes se vea manchada de acusaciones falsas, mientras los culpables están libres y pueden repetir los pecados del pasado”.

El presidente del episcopado estadunidense aseguró estar deseoso de reunirse con el Papa para tratar esta espinosa cuestión, de manera que se puedan seguir dando pasos adelante en la doctrina de ‘tolerancia cero’ frente a los abusos para mejorar la respuesta de la Iglesia en los casos de comportamiento impropio por parte de los obispos.

En la audiencia con el Papa el arzobispo de Galveston-Houston espera conseguir su apoyo al plan de acción contra los abusos diseñado por el episcopado estadunidense tras la reciente carta de Francisco al Pueblo de Dios, en la que manifestó sentir “vergüenza y arrepentimiento” por lo sucedido y pidió perdón por “descuidar y abandonar a los pequeños”.

DiNardo confió en que el Pontífice compartirá el “deseo de mayor eficacia y transparencia”, especialmente en los procedimientos disciplinarios contra los obispos. También adelantó que informara al Papa personalmente los avances conseguidos por la Conferencia Episcopal en su investigación sobre McCarrick, en la que trabaja de forma conjunta con una comisión especial formada por laicos.

El cardenal Joseph Tobin, arzobispo de Newark, manifestó su “conmoción, tristeza y consternación” por las acusaciones que, a su juicio, no contribuyen “a la curación de los supervivientes de abuso sexual”. Tobin, que según el exnuncio fue promocionado por McCarrick, subrayó su apoyo al Papa y se mostró confiado en que pueda esclarecerse la verdad tras analizar las acusaciones de la carta, que consideró llena de “errores, insinuaciones y una ideología del miedo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here