Los Legionarios de Cristo reconocieron que en el caso del cura Fernando Martínez Suárez actuaron con “negligencia” ante las denuncias y no atendieron de manera adecuada a las víctimas, por lo que pidieron perdón y ofrecieron aliviar el sufrimiento de los afectados.

La Congregación ofreció someterse a una investigación por parte de la Santa Sede, a fin de “individuar” las responsabilidades en el encubrimiento y ofrecen que están a disposición de autoridades civiles.

TE PUEDE INTERESAR: Presentan víctimas de Fernando Martínez denuncia ante el Vaticano

“Los Legionarios de Cristo de México nos avergonzamos de los abusos cometidos por Fernando Martínez Suárez, por la negligencia de la Congregación en la gestión de las denuncias del pasado y por la falta de una acogida adecuada a las víctimas. Una vez más pedimos perdón a ellas y a sus familias. Nos duele su sufrimiento y deseamos aliviarlo”, señaló la Legión.

La Congregación emitió un comunicado en el contexto del inicio de su Capítulo General ordinario 2020, que tiene lugar en Roma, en el que agradeció al Vaticano la decisión del pasado 13 de enero de retirar el estado clerical a Martínez Suárez.

En el documento de siete puntos dieron a conocer que “el director territorial ha decidido establecer una comisión interdisciplinar, con algunos miembros externos a la Congregación, con el mandato de dar acogida, escucha y seguimiento a las víctimas y de proponer las medidas necesarias para reparar el daño que han sufrido”.

“Desde ahora la Congregación de los Legionarios de Cristo y los miembros individuales de nuestro territorio que han sido mencionados públicamente en este contexto aseguran su plena colaboración con esta investigación, así como con las instancias civiles que decidan acoger las denuncias presentadas en relación con este caso”, agregaron.

Subrayaron que “la Congregación se someterá a una investigación, en coordinación con el dicasterio competente de la Santa Sede, para individuar las responsabilidades personales por negligencia o encubrimiento en este caso. Desde ahora la Congregación de los Legionarios de Cristo y los miembros individuales de nuestro territorio que han sido mencionados públicamente en este contexto aseguran su plena colaboración con esta investigación, así como con las instancias civiles que decidan acoger las denuncias presentadas en relación con este caso”.

De acuerdo con el derecho canónico, el Capítulo General es el máximo órgano de gobierno de una congregación, donde se además de elegir a quienes se quedarán al frente de la misma, también se analizan los asuntos más importantes. En el caso de los Legionarios el Capítulo General se realiza cada seis años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here