La tragedia en el puerto de Beirut ha cobrado muchas vidas, hasta este momento son poco más de 150 personas, hay miles de heridos y decenas de desaparecidos; en este momento todavía hay rescatistas de varias partes del mundo continúan buscando desesperadamente entre los escombros con la ilusión de encontrar sobrevivientes.

De las 300 mil personas que se quedaron sin hogar, hay cien mil niños, incluidos muchos que han sido separados de su familia.

os vuelos de ayuda de Irán, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos aterrizaron en Líbano el viernes, siguiendo a otros de Francia, Kuwait, Catar y Rusia.

La Unión Europea aprobó una primer ayuda de 33 millones de euros sobre todo para cubrir las necesidades más urgentes, en particular de equipamiento y material médico.

Además, el ejecutivo europeo ha iniciado el despliegue de 100 bomberos especializados en rastreo y salvamento, equipados con vehículos, perros y material de emergencia.

Otros países se han sumado, por ejemplo, Italia facilitó un barco militar con un helicóptero preparado y equipado para realizar evacuaciones médicas.Asimismo, Italia, Dinamarca, Suecia, Francia y Noruega han contribuido con protecciones contra agentes químicos, material médico y kits quirúrgicos.Estados Unidos prometió 17 millones de dólares, según un mensaje en la red social de la Embajada norteamericana en Líbano.

El Presidente Trump dijo que tres aviones estadounidenses cargados de suministros estarían llegando a Líbano; y lo más importante, dijo también que participará en una videoconferencia internacional con donantes que organizan el envío de ayuda a Líbano, dicha conferencia se celebrará este domingo, y la ha convocado el presidente francés Emmanuel Macron.

El Papa Francisco por su parte, envió una donación de 250 mil euros para atender las necesidades de los libaneses “en estos momentos de dificultad y sufrimiento”…

Un comunicado del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral que preside el Cardenal Peter Turkson, señala que la ayuda se canalizará por medio de la Nunciatura Apostólica de Beirut, y estará destinada a los afectados por la explosión y para la reconstrucción de edificios dañados: casas, iglesias, monasterios e instalaciones civiles y sanitarias.

Esta ayuda se añade a otras de diferentes instituciones de la Iglesia católica, como Caritas Internationalis.

¿Y México?

Aportará 100 mil dólares recursos que se destinarán a la Cruz Roja Libanesa, señala un comunicado de la Cancillería de esta tarde del viernes 7 agosto.México y Líbano -agrega el comunicado-, “están unidos por profundos lazos de amistad y colaboración, enriquecidos también por las contribuciones de la amplia comunidad mexicana de origen libanés. Al apoyar en esta etapa crítica la reacción inicial ante la tragedia, el Gobierno de México reitera su solidaridad con el pueblo y el gobierno libanés”.

Carlos Slim el  hombre más rico de México, seguramente hará una gran aportación a sus paisanos en desgracia…

Apoyemos todos a los hermanos libaneses para su reconstrucción…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here