Hace años, el septiembre de 2014, el Papa Francisco recibió a Diego Armando Maradona y a otros futbolistas más en el Aula Pablo VI del Vaticano, con motivo de un Partido de fútbol por la Paz mundial que se celebró esa noche en el Estadio Olímpico de Roma. Los ffondos recaudados en el encuentro fueron a beneficio de la fundación pontificia Scholas Ocurrentes, que dirige en México Héctor Sulaimán Zaldívar.

El encuentro reunió a jugadores de todo el mundo en representación de las diferentes culturas y religiones, y durante la ceremonia el Papa bendijo un olivo que después fue plantado en los Jardines Vaticanos.

Maradona aseguró entonces que entre ellos dos “el verdadero campeón” era el Pontífice y confesó que lograba acercarse de nuevo a la iglesia por la atención de Francisco hacia los pobres.

En abril del 2015 Maradona -llamado el Pibe de oro-, volvió a encontrarse con Francisco por segunda vez para charlar sobre la organización de un nuevo partido por la paz y el 12 de octubre de 2016, la tercera edición de la Fiesta de la Paz, Maradona participó en un evento para recaudar fondos para Amatrice, localidad italiana afectada por un terremoto.

Después del primer encuentro privado, Maradona se definió entonces “hincha de Francisco”, y le agradeció “el cariño” recibido y del que dijo que es un “Papa muy bueno, fantástico”.

Maradona entregó al Papa jesuita la camiseta con las palabras “Francisco” y la dedicatoria: “Al Papa Francisco con todo mi afecto y mucha paz para el mundo entero”.

Al salir de la reunión con el Papa, confesó haberse distanciado de la Iglesia, pero ha sentido una profunda cercanía con Francisco.

-¿Crees que el deporte puede contribuir a la paz?

– ¡Es fundamental! ¡Es esencial! Creo que un balón vale más que 100 armas. ¡Eso está muy claro para mí! El deporte es lo que te hace pensar que no dañarás a los demás.

Dijo entonces que el Papa lo trata como a un hermano y trata a todos por igual. “Trata a todos de la misma manera: besa a todos, abraza a todos. Tiene poco tiempo a su disposición, trabaja mucho pero siempre encuentra tiempo para todos.

Roberto Carlés, embajador de Argentina entregó a la familia de Diego Maradona un rosario enviado por el papa Francisco.

Ayer, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, respondiendo a las preguntas de los periodistas sobre el fallecimiento del futbolista argentino dijo que el Papa fue informado y “lo recuerda en la oración, como lo ha hecho en los últimos días desde que se enteró de sus condiciones de salud”.

Dice Vatican News– que hablando de sí mismo en el libro “Volvamos a soñar”, Francisco habló de su estancia en Alemania y de haber vivido en soledad el triunfo de Argentina en la Copa del Mundo de 1986. Y esa camiseta número 10, “El pibe de oro” la trae al Vaticano años después, el 1 de septiembre de 2014. En el Salón Pablo VI, Francisco agradeció a los campeones de fútbol que se habían unido al partido interreligioso por la paz que se jugaría por la noche en el Estadio Olímpico de Roma.

Maradona tuvo el privilegio de haberse reunido tres veces con el papa Francisco; 2014, 2015 y 2016.

PD: El estadio San Paolo de Napolés se llamará estadio Diego Armando Maradona, en honor “pibe de oro”.El embajador de Argentina ante Italia y la Santa Sede,Roberto Carlés, emitió el siguiente tuit:

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here