El papa Francisco nombró el pasado 5 de agosto a nuevos miembros del Consejo para la Economía, el organismo de la Curia encargado de supervisar la gestión económica y de vigilar las estructuras y las actividades administrativas y financieros de los Dicasterios y de las instituciones relacionadas con la Santa Sede y con el Estado de la Ciudad del Vaticano.

Y para equilibbrar el género los nuevos integrantes son mujeres de distintas nacionalidades; dos son alemanas; Charlotte Kreuter-Kirchhof y Marija Kolak; Maria Concepción Osacar Garaicoechea y Eva Castillo Sanz, son españolas; dos más son británicas; Ruth Mary Kelly y Lesile Jane Ferrar; y el único varón Alberto Minal, es italiano..

Leslie Jane Ferrar, fue tesorera del príncipe Carlos entre 2015 y 2017 y Ruth May Kelly, fue secretaria de estado de educación y transporte y ministra para la mujer y la igualdad en el gobierno laborista de 2004-2008.

El Consejo para la Economía está compuesto por quince miembros, ocho de los cuales son elegidos entre cardenales y oispos de forma que reflejen la universalidad de la Iglesia; los siete restantes, los ahora elegidos por el Pontífice, son expertos de diferentes nacionalidades con competencias financieras y reconocida profesionalidad.

El actual coordinador del Consejo para la Economía es el Cardenal alemán Reinhard Marx (1953-); el nombramiento de estos nuevos siete miembros se produce unos días después de que el Pontífice nombrara a Maximino Caballero Ledo nuevo secretario general de la Secretaría para la Economía.

“Pensar que la Iglesia es solo cosa de curas y monjas y que los demás somos meros espectadores es algo muy generalizado. Sin embargo, los fieles laicos tenemos una labor muy importante que desarrollar dentro de la Iglesia. Todos somos miembros del mismo cuerpo y todos tenemos nuestra misión”, indicó Caballero Ledo a la web Vatican News.El laico señaló que “poder colaborar con la Santa Sede, al servicio del Santo Padre, es un honor y una gran responsabilidad” y añadió que sus talentos son su experiencia y su trabajo por lo que espera “con ellos poder poner mi granito de arena y colaborar en la transparencia económica de la Santa Sede”.

Los nombramientos efectuados son una iniciativa del papa argentino por cumplir las promesas de mejorar el equilibrio de géneros que hizo hace años, Francisco ya ha nombrado a muchas mujeres como por ejemplo la viceministra de Relaciones Exteriores, directora de los Museos Vaticanos y subdirectora de la Oficina de Prensa del Vaticano, además de otras cuatro como consejeras del Sínodo de Obispos, que prepara grandes encuentros.

En julio del año pasado el Papa nombró a siete mujeres como miembros de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica; ellas son Kathleen Appler, F.d.C., Superiora de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, Yvonne Reungoat, F.M.A., Superiora de las Hijas de María Auxiliadora; Françoise Massy, ​​F.M.M., Superiora de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María; Luigia Coccia, S.M.C., Superiora de las Hermanas Misioneras, Pías Madres de la Nigricia (Misioneras Combonianas); Simona Brambilla, M.C, Superiora de las Hermanas Misioneras de la Consolata; y M. Rita Calvo Sanz, O.D.N., Superiora  de la Orden de la Compañía de María Nuestra Señora.

Ningún Papa había hecho esto, empero, aun con estos nombramientos hay colectivos de mujeres que critican a Francisco por cuestiones de género.

Mmm.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here