La mañana del domingo 12 de mayo, y a punto de cumplir 99 años, murió en Beirut el cardenal Nasrallah Boutros Sfeir, patriarca emérito de Antioquía de los Maronitas. A las 10 horas el tañer de las campanas anunció el deceso.

TE PODRÍA INTERESAR: Finalmente, ¿en qué quedó el tema de las diaconisas?

El gobierno libanés decretó que los días 15 y 16 de mayo sean de luto nacional, por lo cual serán izadas las banderas a media asta en todo el país; el jueves se celebrará el funeral. Ese día las escuelas permanecerán cerradas.

Con la muerte de Sfeir la Iglesia Maronita pierde una figura prominente en la historia del Líbano.

El Papa Francisco mostró su pesar y envió un telegrama de pésame al actual Patriarca, cardenal Béchara Boutros Raï.

“Al recibir con tristeza la noticia de la muerte, en sus 99 años de vida, de Su Beatitud el cardenal Nasrallah Pierre Sfeir, patriarca Emérito de Antioquía de los Maronitas, le envío mis más sinceras condolencias, así como a su familia y a todos los fieles de la Iglesia Patriarcal de Antioquía de los Maronitas que gobernó durante muchos años con tanta gentileza como determinación”, señaló el Pontífice.

“Hombre libre y valiente, el cardenal Sfeir ejerció su misión en un contexto problemático y fue un artesano decidido del encuentro, de la paz y la reconciliación. Ardiente defensor de la soberanía e independencia de su país seguirá siendo una gran figura en la historia del Líbano. Pido al Padre de toda misericordia que reciba en su morada de paz y de luz a este pastor sabio y comprometido que mostró el amor de Dios al pueblo que le fue confiado”, agregó el Papa.

Bergoglio otorgó la bendición apostólica a los fieles maronitas “al igual que a todos los que lo acompañaron en sus últimos años y a quienes participarán en su funeral”.

Béchara Boutros comentó que con la pérdida del líder religioso, la Iglesia Maronita se queda huérfana y todo el país está de luto. El Líbano pierde “un ícono” de piedad, dijo.
En el mismo sentido se expresó el presidente libanés, Michel Aoun: “el Líbano pierde a un hombre que sabía mostrar la razón en sus posturas nacionales, que siempre defendió la soberanía, la independencia del Líbano y la dignidad de su gente”.

¿Quién fue Nasrallah Pedro-Sfeir, de Reyfoun?

Fue el 76 patriarca -sucesor de San Marón- de Antioquía y todo el Oriente de los maronitas y cardenal de la Iglesia católica Romana.

Nació el 15 de mayo de 1920 en Reyfoun, en el distrito de Kesrouan,
Estudió en el Seminario San Maron de Gahzir y en el Seminario Mayor de la Universidad San José de Beirut. Fue ordenado sacerdote el 7 de mayo de 1950.

Enseñó Literatura, Filosofía Árabe y Traducción en el Colegio de los Padres Maristas de Jounieh, antes de ser elegido, en junio de 1961, obispo titular de Tarso de los Maronitas y vicario general del Patriarcado, recibiendo la ordenación episcopal del entonces Patriarca de los Maronitas, el cardenal Paul Pierre Méouchi.

En medio de la guerra de Líbano, el 19 de abril de 1986 fue designado el 76 Patriarca recibiendo la confirmación de la Santa Sede el 7 de mayo de ese año. De hecho, asumió simultáneamente los cargos de presidente del Sínodo de la Iglesia Maronita y presidente de la Conferencia Episcopal Libanesa. A estos cargos se añadió, en 2006, el de presidente del Consejo de Patriarcas Católicos de Oriente.

Juan Pablo II lo nombró cardenal en el consistorio del 26 de noviembre de 1994.
En febrero de 2011, por motivos de edad, presentó su renuncia al cargo de Patriarca Maronita, y de todos los cargos de gobierno pastoral; un mes después lo sucedió en el cargo Béchara Boutros Raï.

Sfeir se opuso con firmeza a la invasión siria del Líbano entre 1990 y 2005. Además, fue muy activo durante los acuerdos de paz de Taef para poner fin a la guerra libanesa y por ello recibió el título de Patriarca de la segunda independencia.

Los sirios abandonaron el Líbano en 2005, luego del asesinato del Primer Ministro Rafic Hariri y tras la revuelta del 14 de marzo, que fue rebautizada como la “Revolución de los cedros”.

Descanse en paz. Nunca vino a México a pesar de tener miles de fieles.

Los maronitas en México

La Diócesis Maronita de México es una jurisdicción eclesial creada por Juan Pablo II el 6 de noviembre de 1995 con el nombre oficial de Eparquia de Nuestra Señora de los Mártires de Líbano.

El primer Eparca -obispo- fue monseñor Wadih Boutros Tayah, Ph, quien llegó en 1995 a México desde Florida EU, murió en 2002; un año después fue nombrado obispo Georges Saad Abi-Younes, quien actualmente es la máxima autoridad religiosa de los maronitas en México y además de los fieles de Centro América y Venezuela.

La Iglesia Maronita forma parte del Grupo Sirio-Occidental y se integra de lleno en la tradición cristiana oriental teniendo su propia liturgia en el rito siríaco-arameo. Los primeros sacerdotes que llegaron a México en los años sesentas para atender a la creciente comunidad libanesa fueron el abad Antonio Abi-Younes, Antonio Abou Sleiman y José Bustany.
En México existen aproximadamente 500 mil personas que profesan la religión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here