Protestas en el Capitolio de EU
Obispos de EU exigen que la paz reemplace la violencia - Protestas en el Capitolio de EU

Los obispos católicos condenaron los hechos de este miércoles 6 de enero en la ciudad de Washington DC, cuando una turba de manifestantes pro Trump intentaron asaltar al Congreso en plena, en un día decisivo para la nación norteamericana.

Este miércoles negro una turba de manifestantes seguidores del presidente Trump irrumpieron con violencia en el interior del Capitolio norteamericano pretendiendo obligar a los legisladores a desestimar la evidente derrota electoral del presidente Donald Trump.

La policía intentó sin éxito pararlos, y al verse superados se ordenó la evacuación de varios edificios de oficinas protegiendo a todos los legisladores, primero bloqueando los accesos a los salones del Congreso; ante ello el Senado se vio obligado a levantar la sesión y el vicepresidente Mike Pence, que había presidido una sesión conjunta del Congreso, fue escoltado fuera de la cámara por miembros de seguridad.

Una mujer recibió un disparo dentro del Capitolio…se habla de por lo menos 4 personas muertas., y 52 arrestadas.; 14 policías fueron heridos.

Todo ocurrió cuando el presidente Trump, en los alrededores de la Casa Blanca, repitió una y otra vez que le habían robado las elecciones y azuzó a manifestantes a dirigirse a tomar el Capitolio. Más tarde, al ver el desorden que armó, suplicó vía Twitter a sus seguidores que se mantuvieran en paz.

Pero ya era tarde, el daño a las instituciones estaba hecho.

Ante la situación, la alcaldesa de Washington D.C. Muriel Bowser, ordenó un toque de queda en toda la ciudad.

Joe Biden, dijo en un mensaje a la nación que la democracia de su país se encontraba bajo ataque y pidió a Trump dar un mensaje para calmar a la turba; ello no ocurrió; lo que hizo Trump, fue pedir a sus seguidores que se retiraran a casa, pero repitió las acusaciones infundadas de fraude en la elección.

Todos esperábamos que la certificación en el Congreso fuera un mero trámite, prolongada -eso si-, pero gracias a un debate, no a un intenrto golpista..

¿Fue un intento golpista?

No sabemos aún, pero sí fue algo nunca antes visto en la democracia norteamericana.

Nos tomará tiempo traducir, en valoraciones precisas los acontecimientos ocurridos, quizás valga la pena apuntar que el único episodio similar en ese sitio ocurrió hace dos siglos.

Al final, a las primeras horas -3:45 horas- el Congreso confirmó la Victoria de Joe Biden, con ello puso así fin a una sesión que comenzó a primeras hora de la tarde y quedó interrumpida por el intento de asalto, asedio que duró casi cuatro horas.

En 13 días Biden jurará como próximo presidente de EU…

Después de que todo ocurrió Trump, reconoció que su mandato terminó y prometió una “transición ordenada”. Pero hay voces que piden su renuncia.

Que penoso papel el de Trump deja a un país polarizado, con odios, lamentablemente hay un segmento de la sociedad que ha creído todas sus mentiras de fraude electoral…

Los obispos católicos de EU alzaron la voz

“Me uno a las personas de buena voluntad para condenar la violencia hoy en el Capitolio de EU, dijo el Arzobispo de Los Ángeles, California, José Gomez: “Esto no es lo que somos como estadounidenses. Rezo por los miembros del personal del Congreso y del Capitolio y por la policía y todos los que trabajan para restaurar el orden y la seguridad pública”, expresó.

“La transición pacífica del poder es uno de los sellos distintivos de esta gran nación”, agregó el prelado quien es tambien, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de aquel país…

“En este momento preocupante, debemos volver a comprometernos con los valores y principios de nuestra democracia y unirnos como una nación bajo Dios”, subrayó.

Por su parte, el Arzobispo de San Francisco, California,Salvatore Cordileone,señaló que “atacar el Capitolio (…) para expresar su temor de que la democracia haya sido negada es equivocado y también contraproducente. Las dudas sobre elecciones libres y justas no se pueden remediar con violencia contra las instituciones democráticas”.

Por su parte, el arzobispo de Washington Wilton Gregory, manifestó que: “Nuestro Capitolio (…) es tierra sagrada y un lugar donde la gente en los últimos siglos se ha manifestado correctamente, representando una amplia variedad de opiniones. Los americanos debemos honrar el lugar donde las leyes y políticas de nuestra nación se debaten y deciden. Deberíamos sentirnos violados cuando el legado de libertad consagrado en ese edificio es irrespetado y profanado”.

“Juntos, debemos pausar intencionalmente y rezar por la paz en este momento crítico, subrayó…

“Estamos llamados – continuó – a ser un pueblo de valores democráticos que respeta las opiniones de los demás, incluso cuando no estamos de acuerdo con ellas.

En tanto, el arzobispo de Chicago, cardenal Blase Cupich, intervino con una serie de tweets, en el último de ellos se lee: “Lo que se ha desarrollado hoy en el Capitolio debería sacudir la conciencia de cualquier americano patriótico y de cualquier católico fiel. Los ojos del mundo miran con horror mientras sufrimos esta desgracia nacional”.

Recordó asimismo que “la protesta pacífica es un derecho sagrado” y “ha sido un componente esencial de mucho progreso social a lo largo de la historia de la humanidad”.

En tanto, el Consejo Mundial de Iglesias en voz del secretario interino del CMI, reverendo Ian Sauca, expresó su “seria y creciente preocupación” por los últimos acontecimientos y las repercusiones internacionales del incidente.

Apeló a los agitadores a “volver al diálogo civil” y a todas las partes a “un comportamiento responsable”.

“Rezamos para que todas las iglesias de América tengan la sabiduría y la fuerza para dar liderazgo al país en esta crisis y para ponerlo de nuevo en el camino de la paz, la reconciliación y la justicia”, concluyó.

¿Y el papa Francisco? No ha dicho nada, aún… Ya lo hará.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here