Fotograma del documental
Fotograma del documental "Juego del escondite" de Tomasz Sekielski

El Papa a los polacos: “Los sacerdotes pedófilos serán castigados”.

En un hecho sin precedente, 635 fieles católicos polacos publicaron una página en el diario La Repubblica, en la que, directamente, suplicaron la intervención del papa Francisco ante abusos sexuales:

¡REPARA NUESTRA IGLESIA!

Te lo suplicamos!

Mira cuidadosamente a la Iglesia en Polonia, Iglesia en la que los obispos encubren casos de pedofilia, donde la lealtad a la institución es ciega y sorda, y no tiene en consideración el bien de las víctimas, donde el Episcopado y el nuncio apostólico fingen no ver los abusos.” Y agrega que “Muchos fieles tienen la sensación de que el Vaticano lo permite.

Le apelamos, Santo Padre:

¡REPAREMOS LAS LESIONES!

¡YA HA HABIDO SUFICIENTE DAÑO!

Ese fue el reclamo directo al Papa que realizó el grupo “Basta daños”, y lo hizo en una fecha clave, justo en el día de los santos apóstoles Pedro y Pablo, patronos de Roma -fecha por ello también denominada como el “día del Papa”.

En la. web o http://dosckrzywdy.pl/esp/, se explica por qué decidieron pasar a la acción e incluso se acusa, con nombre y apellido, a algunos obispos como a  Slawoj Leszek Glódz, Jan Tyrawa y Edward Janiak, entre otros.

“En vista de la magnitud de los abusos descritos, los jerarcas de la Iglesia polaca permanecen abrumadoramente en silencio. También el nuncio apostólico en Polonia parece subestimar la información que recibe y los informes oficiales de los eventos mencionados” , agregaron.

Precisa el documento en la web que:

“Antes de que decidiéramos hacer un llamamiento al Papa en los medios, hicimos muchos intentos de llamar la atención sobre la situación de la Iglesia en Polonia, intentos que podrían llegar al Papa Francisco. Nuestras actividades incluyeron, entre otras:

  1. i) una carta enviada al arzobispo Sławoj Leszek Głódź, firmada por unas 300 personas,
  2. ii) intento de contactar personalmente y reunirse con el Arzobispo Sławoje Leszek Głóddzie;

iii) dos protestas en la Curia Metropolitana en Gdansk en noviembre y diciembre de 2019;

  1. iv) carta al papa Francisco iniciada por el Tri-City Tygodnik Powszechny Club;
  2. v) varias cartas al Papa Francisco (así como cartas a la Congregación para los Obispos) enviadas por personas / comunidades privadas, enviadas tanto oficialmente como a través de personas del entorno del Santo Padre, y;

– carta al nuncio apostólico en Polonia y una reunión de nuestros representantes con el nuncio en marzo de 2020.

Pero “a pesar de las muchas acciones, la Iglesia parece permanecer en silencio con respecto a los abusos indicados…”

“En esta situación, indefensos ante el silencio de nuestros obispos, le pedimos al Santo Padre que examine la situación de la Iglesia en Polonia. Sin emitir juicios, estamos pidiendo una respuesta inequívoca y rápida, porque su ausencia provoca la desintegración de la Comunidad, la ruptura de los lazos y la pérdida de credibilidad de la misión evangelizadora de la Iglesia polaca.

Reacción ante el desplegado.

“El Santo Padre ha sido informado del llamamiento, reza por quienes lo han hecho. Toda la Iglesia debe hacer lo posible para que sean aplicadas las normativas canónicas, para que los casos de abusos salgan a la luz y para que los culpables de estos graves abusos sean castigados”, dijo el director de la Sala de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, tras ser interpelado sobre la solicitada aparecida  por La Repubblica.

La reportera Elisabetta Piqué de La Nación nos recuerda en su nota de este martes 30 de junio de aquel video titulado “No le digas a nadie” realizado hace un año con una cámara oculta por una víctima, Anna Misiewicz, quien fue abusada a los ocho años. Ello fue la gota que derramó el vaso e  hizo estallar el escándalo pedofilia en Polonia. El filme ha sido visto en Youtube por casi 24 millones de personas.

Apenas la semana pasada el papa Francisco quitó temporalmente al obispo Edward Janiak involucrados en uno de los casos de encubrimiento y nombró como administrador apostólico de su diócesis, la de Kalisz, al arzobispo Grzegorz Ryss, mientras se realiza una investigación a fondo.

La Santa Sede autorizó a inicios de junio la apertura de una investigación sobre el obispo polaco sospechoso de encubrir actos pedófilos.

La decisión fue tomada quince días después de la salida de un documental sobre actos pedófilos en el seno de iglesia católica polaca, ocultado  por el obispo de Kalisz, Edward Janiak, quien fue citado explícitamente.

Inmediatamente después de la difusión del documental “Juego del escondite”, visto desde entonces en Youtube por más de siete millones de personas, el primado de Polonia, el arzobispo Wojciech Polak, solicitó a la Santa Sede “abrir procedimientos” sobre los casos citados.

El documental, segundo de este tipo, realizado por el periodista independiente Tomasz Sekielski, evoca en detalle la historia de dos hermanos, víctimas, entre otras, de agresiones sexuales cometidas por un sacerdote que goza de la protección tácita pero evidente del obispo Edward Janiak.

Financiada únicamente con el dinero de una colecta pública, el filme reprocha a la fiscalía la protección sistemáticamente de los representantes de la iglesia, acusaciones rechazadas inmediatamente por la entidad.

¡Evidentes encubrimientos!

Francisco debe aplicar la cero tolerancia y poner orden ya…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here