El líder mormón, Russell M. Nelson, y la delegación la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

El sábado 9 de marzo el Papa Francisco recibió en audiencia a Russell M. Nelson, líder de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, quien iba acompañado de un grupo de ancianos que conforman la jerarquía mormona.

TAMBIÉN: El Papa denuncia el “odio depravado” contra los judíos

La Santa Sede no dio detalles sobre la audiencia, pero la Iglesia mormona, que tiene su sede principal en Salt Lake City, Utah, Estados Unidos, dijo que era la primera reunión entre el Papa y un líder de la Iglesia mormona.

Después de más de 30 minutos de reunión, M. Nelson indicó a la prensa que “su Santidad fue muy amable, cálido y acogedor. ¡Qué hombre tan dulce y maravilloso es y qué afortunados son los católicos por tener un líder tan amable, preocupado, cariñoso y capaz”, dijo.

Sobre el motivo del encuentro, el líder mormón detalló que se conversó sobre las relaciones de ambas religiones a fin de trabajar juntos en proyectos humanitarios.

“Le explicamos a Su Santidad que trabajamos codo a codo, que tenemos proyectos con Catholic Relief Services en todo el mundo en más de 43 países. Hemos trabajado hombro con hombro como socios para tratar de aliviar el sufrimiento. Estuvo muy interesado en eso”, señaló.

También señaló que hablaron de “la importancia de la libertad religiosa, de la importancia de la familia, de nuestra preocupación mutua por la juventud de la Iglesia, por la secularización del mundo y de la necesidad de que la gente venga a Dios y le adore, ore a Él y tenga la estabilidad que la fe en Jesucristo traerá a sus vidas”.

Al final de la audiencia “se dieron un abrazo… eso lo dijo todo”, expresó el presidente Ballard.

Acompañaron al líder de la Iglesia mormona un pequeño séquito, entre ellos M. Russell Ballard, presidente en funciones del Quórum de los Doce Apóstoles; el elder massimo De Feo; el elder Alessandro Dini Ciacci, y el secretario personal del presidente Nelson, Mark Woodruff.

Nelson y los 14 ancianos que conforman la jerarquía de la Iglesia de los Santos de los Ultimos Días están en Roma para inaugurar este domingo 10 de marzo su nuevo templo. El suntuoso complejo tiene una casa de adoración de mármol de forma ovalada en la cima de una colina.

A través de su cuenta de Twitter, Russel M. Nelson, escribió: “Tenemos mucho en común. Las diferencias doctrinales son verdaderas e importantes, pero no tanto como las cosas que tenemos en común”.

La autoridad general de mayor rango de la iglesia mormona que se reunió con un Papa antes del sábado fue el presidente Henry B. Eyring, quien fue recibido por el Papa Francisco en noviembre de 2014 cuando ambos hablaron en una cumbre internacional sobre el matrimonio en el Vaticano. Eyring era entonces el primer consejero de la Primera Presidencia.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue fundada por Joseph Smith el 6 de abril de 1830. Actualmente posee más de 16 millones de miembros y 67 mil misioneros distribuidos en 30 mil congregaciones (denominados barrios y/o ramas) ubicadas en alrededor de 140 países.  El 46 por ciento de los miembros reside en EU y Canadá, y el 38 por ciento en América Latina.

Su centro religioso y espiritual es Salt Lake City, capital del estado de Utah, de manera análoga a Ciudad del Vaticano para los católicos. En dicho estado, donde también se encuentran el Coro del Tabernáculo Mormón y la Universidad Brigham Young, los mormones conforman el 60 por ciento de la población.

Con información de: Deseret News, Imagen y Vatican Media/ACI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here