El papa Francisco rechazó la renuncia del cardenal Philippe Barbarin, arzobispo de Lyon, invocando la “presunción de inocencia”.

TIENES QUE LEER: El caso de George Pell aún no está cerrado

Así lo dio a conocer en un comunicado el propio prelado, quien aclaró que dejará la gestión de la arquidiócesis al vicario general Yves Baumgarten.

El pasado 7 de marzo el tribunal correccional de Lyon condenó al purpurado a seis meses de cárcel con exención por no haber denunciado los abusos sexuales que el sacerdote Bernard Preynat cometió contra varios scouts menores de edad durante las décadas de los años 70 y 80.

Aunque el caso no está cerrado, ya que Barbarin apeló la decisión, se comprometió a presentar su renuncia la Papa Francisco, lo cual cumplió este lunes 18 de marzo.

“Después de la decisión del tribunal, independientemente de mi destino personal, me parece importante insistir antes que nada en la compasión por las víctimas y todo el sitio que ellas y sus familias tienen en mis oraciones”, declaró el cardenal a la prensa inmediatamente después del veredicto y añadió su decisión de “ir a ver al Santo Padre para entregarle mi dimisión”.

El lunes, en el comunicado, Barbarin señaló: “(hoy) por la mañana puse mi misión en manos del Santo Padre. Invocando la presunción de inocencia, no quiso aceptar mi dimisión”.

El cardenal, de 68 años, precisó en el documento que se retirará “un tiempo” de la arquidiócesis de Lyon, en la cual ha estado al frente 17 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here