Marcial Maciel “logró que se le considerara un punto de referencia, mediante una ilusión que creó con su doble vida” y provocó una fuerte crisis institucional e individual, afirmó el Papa Francisco en un mensaje enviado a los Legionarios de Cristo.

El Sumo Pontífice les advirtió que el camino de renovación no ha terminado, porque el cambio de mentalidad en los individuos y en una institución requiere mucho tiempo de asimilación y una continua conversión, ya que “regresar al pasado sería peligroso y sin sentido”.

RELACIONADO: Demandan víctimas a Legionarios entregar a pederastas y encubridores

Al concluir el Capítulo General de los Legionarios de Cristo y las Asambleas Generales de las Consagradas y de los laicos Consagrados, el Papa los llamó a seguir el camino con perseverancia y paciencia, tanto en lo que se refiere a su propio instituto religioso como a la Federación y a los laicos asociados a ella.

Esto requiere, dijo, que los tres gobiernos tengan una visión que corresponda a la dirección que en todos estos años la Iglesia ha indicado con su cercanía y con todos los medios concretos que ha puesto a disposición.

Los exhortó a “actuar enérgicamente en la sustancia y suavemente en las formas, sabiendo escoger con valor y al mismo tiempo con prudencia cuáles caminos deben tomarse según la orientación trazada y aprobada por la Iglesia. Si dócilmente escuchan al Espíritu Santo no estarán abrumados por el temor o por la duda, que turban el alma e impiden la acción”

El Papa les recordó que “los comportamientos delictivos de vuestro fundador, el padre Marcial Maciel Degollado, que se han manifestado en su gravedad, han producido en toda la amplia realidad del Regnum Christi una fuerte crisis tanto institucional como individual.

“De hecho, por una parte, no se puede negar que él ha sido el fundador histórico de toda la realidad que representáis, pero por otra parte no lo podéis considerar como un ejemplo de santidad que imitar. Logró que se le considerara un punto de referencia, mediante una ilusión que creó con su doble vida.

RELACIONADO: Legionarios reconocen “ceguera y omisión” ante quienes denunciaron a Marcial Maciel

“Además, su largo gobierno personalizado contaminó hasta cierto punto el carisma que el Espíritu originariamente había donado a la Iglesia; y esto se reflejaba en las normas, en la praxis de gobierno y de obediencia y en el estilo de vida”.

Ante el descubrimiento de esta situación, el Papa Francisco agregó que la Iglesia los apoyó, “por eso las nuevas Constituciones y los nuevos Estatutos son verdaderamente nuevos, sea porque reflejan un nuevo espíritu y una nueva visión de la vida religiosa coherentes con el Concilio Vaticano II y las directrices de la Santa Sede, sea porque son el producto de tres años de trabajo, en los que todas vuestras comunidades han estado involucradas y han llevado a un cambio de mentalidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here