Foto:Associazione Amici di Piero Chiara

Francisco acepta “no sin esfuerzo”, tras ponderar sus motivos.

El Papa Francisco aceptó la renuncia del prefecto de la Secretaría de Comunicación, Dario Edoardo Viganò, después de las polémicas sobre su labor al dar a conocer de manera parcial una carta del papa emérito Benedicto XVI, informó este miércoles el portavoz del Vaticano, Greg Burke.

En las partes de la carta que se ocultaron, el papa emérito decía que no disponía de tiempo para leer La teología del Papa Francisco debido a otros compromisos y expresaba su sorpresa por incluir entre los autores al teólogo alemán Peter Hünermann, “quien durante mi pontificado salió a la luz por haber encabezado iniciativas anti papales” y por atacar en “forma virulenta la autoridad magisterial del papa (Juan Pablo II)”.

Hasta el nombramiento del nuevo prefecto, sus funciones serán asumidas por el secretario del mismo dicasterio, Lucio Adrián Ruiz.

En su carta de renuncia, fechada el 19 de marzo, Viganò le agradece al Papa “por el acompañamiento paternal y firme que me ha ofrecido con generosidad en este tiempo y por el renovado aprecio que ha querido manifestarme hasta nuestro último encuentro”; asimismo, le pide que le acepte la renuncia, “mi deseo de hacerme a un lado y poniéndome, si usted lo desea, a disposición para colaborar en otras modalidades”.

Lo hago, afirma Viganò, “en el respeto de las personas que conmigo han trabajado en estos años y para evitar que mi persona pueda de alguna manera retrasar, dañar o incluso bloquear lo ya establecido por el Motu Proprio (decreto papal del 27 de junio de 2015), y sobre todo “por amor” a la Iglesia y al Papa.

En su carta de respuesta, publicada por El Vaticano este miércoles 21 de marzo, Francisco acepta la renuncia después de sus últimos encuentros “y de haber reflexionado y ponderado atentamente las motivaciones de su petición de dar un paso atrás en la responsabilidad directa del Dicasterio para las Comunicaciones. Respeto su decisión y acepto, no sin esfuerzo, la renuncia de Prefecto”.

Viganò era prefecto del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales y, por tanto, responsable de la Sala de Prensa de la Santa Sede, del Servicio Fotográfico, la Libreria Editrice Vaticana, la Radio Vaticana, el Centro Televisivo Vaticano y el Servicio de Internet del Vaticano.

También tenía a su cargo la web de la Santa Sede, las cuentas del Papa Francisco en las redes sociales y del nuevo portal multimedia Vatican News.

Con la renuncia, reconoce que se equivocó en la crisis denominada lettergate, es decir en el manejo informativo que dio al presentar una serie de libros sobre la teología de Francisco y presentar sólo parcialmente una carta que, luego se supo, era de carácter privado y reservado de Benedicto XVI, papa emérito.

Vea el artículo: Ante polémica informativa, publica El Vaticano carta completa de Benedicto XVI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here