El viernes  10 de julio de 2020, el Consejo de Estado turco aprobó la decisión del Consejo de Ministros de transformar a Santa Sofía también conocida como Hagia o Aya Sophia-, hasta ahora museo y patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, en un lugar de culto musulmán; se espera que la primera oración se celebre el viernes 24 de julio.

El llamado a la oración fue transmitido desde los minaretes poco después del anuncio del cambio y retransmitido por las principales redes de noticias turcas.

TE PUEDE INTERESAR: Sin el control de las armas imposible la seguridad

De inmediato, los canales de redes sociales del museo fueron retirados y el presidente Recep Tayyip Erdogan, anunció en una conferencia de prensa que las oraciones se realizarían allí a partir del 24 de julio.

Las reacciones no se hicieron esperar…

Grecia denunció la conversión y la consideró una violación del título de Patrimonio Mundial de la UNESCO; el Patriarca Cirilo I de Moscú, líder de la Iglesia ortodoxa rusa denunció la conversión del edificio en  mezquita como una “amenaza para toda la civilización cristiana”;  Bartolomé I patriarca ecuménico de Constantinopla expresó también su oposición.

Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado de EU, señaló que “estamos decepcionados por la decisión del Gobierno de Turquía de cambiar el estado de Hagia Sophia”

La UNESCO anunció que “lamenta profundamente” la conversión, “realizada sin debate previo”, y pidió a Turquía que “abriera un diálogo sin demora”, declarando que la falta de negociación era “lamentable”; Orhan Pamuk, famoso novelista turco y premio nobel de literatura denunció públicamente la medida.

El papa Francisco quien había estado en silencio, criticó este domingo 12 de julio la decisión del gobierno turco “y el mar me lleva un poco lejos con el pensamiento: a Estambul. Pienso en Santa Sofía y estoy muy dolido”, dijo Francisco  el rostro triste  y preocupado. Tras el rezo del Ángelus, y permaneció brevemente en silencio de oración.

En una carta enviada al presidente turco el Consejo Mundial de Iglesias manifestó “dolor y consternación” por la decisión tomada, y pidieron revertir la decisión.

TE PUEDE INTERESAR: Obispos pedofilos en la tierra de Juan Pablo II

Varios países, entre las que figuran Rusia, Grecia, EU y Francia coinciden en esa posición, pero la decisión está tomada, se transfiere la gestión del sitio bizantino del Ministerio de Cultura a la Presidencia de Asuntos Religiosos, convirtiéndolo en la Mezquita de Santa Sofía.

La Basílica de Santa Sofía, dedicada a la Sabiduría Divina

Fue construida en el siglo VI como un templo cristiano en el sitio donde se habían levantado anteriormente dos templos bizantinos, en Constantinopla por voluntad del emperador Justiniano; en la Navidad de 537, era el mayor templo de la cristiandad. 

Después del cisma entre la Iglesia de Oriente y Occidente de 1054, se convirtió en la sede de la Iglesia oriental ortodoxa, y cuando los turcos otomanos conquistaron Constantinopla en 1453, las cosas cambiaron, de entrada rebautizaron la ciudad como Estambul.

En el momento de la toma de la ciudad, llamada “la Fetih” en la que el sultán Mehmed II fue a celebrar la victoria en Santa Sofía, la transformó de inmediato en una mezquita. Este gesto confirió un carácter sagrado y musulmán a la basílica, que se convirtió en un símbolo del islam turco, aunque, paradójicamente, se le dejó su nombre griego y cristiano, Aya Sofía.

Muchos años espués en 1934- Mustafá Kemal Ataturk (923-1938),  padre fundador de la Turquía moderna y quien promovía una visión secular del Estado, transformó al templo en un museo, abierto a todas las creencias y no propiedad de ninguna religión. Así, pasó a ser el museo más visitado del país, con más de 3 millones de visitantes el año pasado.

Años después las cosas cambiaron.

Con todo respeto pero es un error lo que hizo el gobierno turco.

Bartolomé I, ha dicho que convertir a Santa Sofía en mezquita sería una “fractura” entre Oriente y Occidente.

Esperemos que no. Un vocero presidencial de Turquía aseguró que el sitio preservará la simbología cristiana, que actualmente se combina en el interior con cuatro grandes medallones que representan los cuatro primeros califas del islam suní y que seguirá abierta al turismo en las horas que no son de rezo, dijo que el cambio no afectaría el estado del museo como sitio Patrimonio Mundial de la UNESCO.

En un discurso a la nación, el presidente turco anunció que la primera oración se celebrará en Santa Sofía el 24 de julio.

PD: Cuatro papas han visitado anta Sofía: Pablo VI, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, en su viaje a Turquía de noviembre de 2014.  Entonces Francisco escribió en el libro de honor del museo: “la belleza y armonía de este lugar sagrado hacen que el alma se eleva al Omnipotente, fuente y origen de toda belleza”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here