El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede presentó este martes 7 de julio la segunda fase de trabajo que está realizado la Comisión Vaticana para el COVID-19 creada por el papa Francisco para afrontar las consecuencias económicas y culturales de la pandemia  y abrir canales de debate para buscar fórmulas de cara a la afrontar los futuros desafíos.

RELACIONADO:  El papa crea una task-force para enfrentar el post Covid-19

Se trató de una rueda de prensa con el tema “Preparar el futuro, construir la paz en el tiempo del COVID-19” en la que intervinieron el prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y presidente de dicha comisión, Cardenal Peter Turkson; la coordinadora del “Task-force” economía, sor Alessandra Smerilli hma y el coordinador del “Task-force” seguridad, Alessio Pecorario.

http://press.vatican.va/content/salastampa/it/bollettino/pubblico/2020/07/07/0376/00864.html

El Cardenal Turkson explicó que los grupos de trabajo sobre seguridad y economía  “han estado analizando algunas implicaciones” de la actual situación del mundo provocada por el Covid-19. “Nos enfrentamos a una de las peores crisis humanitarias desde la Segunda Guerra Mundial. A medida que el mundo toma medidas de emergencia para hacer frente a una pandemia mundial y a una recesión económica mundial, ambas sustentadas por una emergencia climática mundial, también debemos considerar las consecuencias para la paz de estas crisis interconectadas”, indicó.

En esta línea, el purpurado destacó que “no puede haber sanación verdadera si no hay paz” por lo que añadió que “la reducción de los conflictos es la única posibilidad de reducir las injusticias y las desigualdades” y recordó el reciente llamado de la ONU para el cese al fuego.

“La Iglesia apoya firmemente los proyectos de construcción de la paz que son esenciales para que las comunidades en conflicto y post-conflicto respondan a COVID-19. Sin el control de las armas, es imposible garantizar la seguridad. Sin seguridad, las respuestas a la pandemia no están completas”, advirtió Turkson.

Señaló que “la pandemia de COVID-19, la recesión económica y el cambio climático hacen cada vez más evidente la necesidad de dar prioridad a la paz positiva sobre las estrechas nociones de seguridad nacional” y recordó la Carta Encíclica “Pacem in terris” de san Juan XXIII para resaltar la importancia de una transformación “al redefinir la paz en términos de reconocimiento, respeto, salvaguarda y promoción de los derechos de la persona humana”.

“Existe una gran necesidad de reconstruir la confianza. Porque las naciones tienen desconfianza entre ellas”, afirmó Turkson quien destacó la importancia de “la promoción de la solidaridad”.

Por su parte, la coordinadora del equipo de trabajo de Economía de dicha comisión vaticana, sor Alessandra Smerilli, dijo que es necesario “mirar el futuro con creatividad y preparar el futuro” ya que “hay salidas, pero requieren visión, coraje y colaboración internacional”.

“La pandemia ha revelado nuestras debilidades, empezando por los sistemas de salud: la escala y la gravedad de la pandemia ha abrumado incluso a los sistemas de salud bien dotados de recursos”, advirtió sor Alessandra quien señaló que “la salud es un bien común mundial, y los servicios de prevención y atención deben ser también mundiales”.

Smerilli reconoció que “ningún Estado, como su pueblo, puede hacerlo solo, ya que se requiere una enorme inversión pública en atención sanitaria, transición ecológica, reciclaje de los trabajadores y ayuda a las empresas (que inicialmente sufrirán daños por la transición)”.

¿Qué están pidiendo los ciudadanos en este momento?

¿Necesitan un estado militar fuerte, o un estado que invierta en bienes comunes?

¿Cómo querría cada ciudadano que se gaste su dinero hoy?

¿Tiene sentido seguir haciendo inversiones masivas en armas si no se pueden salvar vidas humanas porque no hay un sistema de salud adecuado?

Hoy en día, la primera seguridad es la de la salud y el bienestar. ¿Para qué sirven los arsenales si un puñado de personas infectadas es suficiente para propagar la epidemia y causar muchas víctimas? La pandemia no conoce fronteras”, concluyó.

¿Quién es Sor Alessandra Smerilli, FMA?

Es consejera de Estado de la Ciudad del Vaticano; actualmente profesora de Economía Política en la Pontificia Facultad de Educación Auxilium.

Smerilli nació en Vasto en 1974 y se licenció en Economía y Empresa en la Universidad de Roma Tre. Inmediatamente se especializó en Economía Política en la Universidad La Sapienza de Roma y en la Escuela de Economía de la Universidad de East Anglia en Norwich, al este de Inglaterra.

Al mismo tiempo de enseñar en la Facultad “Auxilium”, tiene tareas docentes en otras instituciones universitarias, es miembro del Comité Científico y Organizador de las Semanas Sociales de los Católicos, promovidas por la Conferencia Episcopal Italiana, y es una de las expertas del Consejo Nacional del Tercer Sector, un organismo creado en el Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here