La Congregación para la Doctrina de la Fe expulsó del sacerdocio a Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, acusado de abusar sexualmente de menores y seminaristas.

TE PUEDE INTERESAR: El cardenal estadunidense Kevin Joseph Farrell, nuevo camarlengo en la Santa Sede

En un comunicado, la Oficina de Prensa del Vaticano precisó que la Congregación consideró culpable de los casos de pederastia a McCarrick con el agravante de abuso de poder, por lo que le impuso la pena de reducción al estado laical.

La reducción al estado laical implica que no se pueden administrar los sacramentos, impide vestirse como sacerdote y suspende cualquier tipo de sueldo en la Iglesia.

La Santa Sede hizo ver que la decisión se tomó con base en la indagatoria que ordenó el Papa Francisco en octubre del año pasado sobre McCarrick, cuando el Sumo Pontífice advirtió también que el silencio en esos casos ya no serán tolerados en la Iglesia.

“El Santo Padre reconoció la naturaleza definitiva, de acuerdo con la ley, de esta decisión, que hace que el caso sea resuelto, es decir, no sujeto a una nueva apelación”, subrayó el Vaticano.

McCarrick fue acusado de abusar sexualmente de menores y de comportamientos indebidos con seminaristas entre los años 2000 y 2006.

De hecho, el caso del arzobispo emérito de Washington fue utilizado por el nuncio italiano Carlo María Viganò para acusar al Papa y a la Curia Romana para encubrir durante años casos de abuso sexual.

La expulsión de McCarrick de la Iglesia Católica fue considerada como una decisión histórica, que se da a días de la cumbre antipederastia que tendrá lugar en el Vaticano con todos los presidentes de las conferencias episcopales.

La ruta jurídica

Theodore McCarrick es el primer cardenal expulsado de la Iglesia, tras un proceso canónico que concluyó el pasado 15 de febrero.

Luego de la orden del Papa de investigar a fondo este caso, el 11 de enero anterior el pleno de la Congregación para la Doctrina de la Fe emitió un decreto, según el cual a McCarrick se le comprobaron los delitos de “solicitación en confesión y violación del sexto mandamiento del decálogo con menores y adultos” con la agravante de abuso de poder.

De acuerdo con el portal Vatican Insider, lo anterior significa que el cardenal indujo a sus víctimas a cumplir actos de materia sexual mientras las confesaba.

El caso fue turnado a la sesión ordinaria de la Congregación, que se conoce como “feria cuarta” y es donde los clérigos que no están de acuerdo con las sentencias pueden presentar recursos de revisión.

McCarrick presentó su apelación y ésta fue examinada el 13 de febrero. La congregación analizó los “argumentos del imputado y decidió confirmar su decreto y la sentencia de primer grado.

“Esta decisión ha sido notificada a Theodore McCarrick con fecha del 15 de febrero de 2019. El Santo Padre ha reconocido la naturaleza definitiva, como norma de ley, de esta decisión, la cual convierte al caso en res juzgada y, por lo tanto, no sujeta a ulteriores recursos”, señaló el Vaticano en el comunicado del sábado.

Aunque en la Congregación existe un “colegio de revisión” (y que de hecho es una tercera instancia, la cual fue establecida por el propio Papa Francisco), las autoridades vaticanas aclararon que éste sólo revisa vicios de procedimiento y no entra en el mérito de las sentencias, por lo que el cardenal no pudo recurrir a él.

Así pues, es potestad directa del Papa avalar una sentencia como la dimisión del estado clerical. Hasta ahora ningún prelado había obtenido esa sentencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here