El prelado Anthony Sablan Apuron ya presentó una apelación.

El Tribunal Apostólico de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que preside Luis Francisco Ladaria Ferrer, declaró culpable en primera instancia a Anthony Sablan Apuron, arzobispo de Agaña, Guam, de algunas de las acusaciones de abusos sexuales a menores que se le imputaban.

Sablan Apuron apeló de inmediato el fallo. En un comunicado difundido hoy mismo, 16 de marzo, dijo que “Dios es mi testigo; soy inocente y espero probar mi inocencia si la apelación procede”.

La sala de prensa de la Santa Sede, el Tribunal, compuesto por cinco jueces, impuso una pena de suspensión del cargo y prohibición de residencia en la Archidiócesis de Guam.

“Se ha concluido el juicio canónico en el caso de las acusaciones, incluidas las acusaciones de abuso sexual de menores, contra el Reverendísimo Anthony Sablan APURON, O.F.M. Cap. arzobispo de Agaña, Guam”, se lee en el comunicado mediante el cual se informó del veredicto.

Al arzobispo de 72 años le faltan tres años para alcanzar la edad para retirarse. En 2016 el Papa Francisco nombró a un administrador temporal para Guam, una vez que ex acólitos acusaron a Apuron de abusar sexualmente de ellos cuando él fue sacerdote. Desde entonces han surgido decenas de casos relacionados con otros sacerdotes en la isla y la arquidiócesis enfrenta demandas civiles por presuntos abusos sexuales de sacerdotes valoradas en más de 115 millones de dólares.

Apuron negó vehementemente los cargos y dijo que él fue víctima de una campaña de “calumnias”. El vocero vaticano Gregory Joseph Burke rehusó hacer declaraciones a los medios y el juez del tribunal no contestó mensajes en busca de comentarios. Ante la apelación, las sanciones impuestas se suspenderían hasta que exista una resolución final.

Los delitos de abusos sexuales contra menores de los que ha sido considerado culpable Apuron se produjeron cuando aún no había sido nombrado obispo. Durante estos dos años en que ha durado el proceso, la Santa Sede ha tomado una serie de medidas para la gestión de la arquidiócesis, que se encuentra territorio estadounidense de ultramar en el Pacífico.

En junio de 2016, el actual número dos de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, Savio Hon Fai-Tai, fue enviado a Guam como administrador apostólico de la arquidiócesis. Posteriormente, Michael J. Byrnes fue nombrado arzobispo coadjutor y tomó una serie de medidas disciplinarias y organizativas. Finalmente, el cardenal Raymond Leo Burke fue enviado a Guam para guiar la investigación canónica del proceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here