Foto:Conferencia Episcopal de Chile

El arzobispo de Malta sostendrá al menos 20 encuentros con denunciantes

James Hamilton y José Andrés Murillo, víctimas del ex sacerdote Fernando Karadima, se reunieron hoy con Charles Scicluna, promotor de Justicia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en la nunciatura apostólica de Santiago de Chile.

Scicluna investiga los delitos considerados más graves por el Vaticano: contra la Eucaristía, contra la santidad del sacramento de la penitencia y el delito contra el sexto mandamiento (no cometerás actos impuros) por parte de un clérigo en perjuicio de un menor de 18 años.

Hamilton se presentó con su abogado, Juan Pablo Hermosilla, y con José Andrés Murillo, quien se reunirá con el arzobispo de Malta mañana, pero llegó hoy para apoyar al médico.

El denunciante llegó al recinto con el libro El fin de la inocencia, de Juan Carlos Cruz, otra de las víctimas del ex párroco del Bosque, con quien Scicluna se reunió en Nueva York el sábado pasado.

Según el Vatican insider, Juan Pablo Hermosilla dijo que espera que sus representados sean escuchados al igual que Juan Carlos Cruz, “es una ayuda para ellos, puede parecer raro decirlo, pero así es”.

Agregó que escuchar a los testigos permitirá al arzobispo de Malta entregarle al Vaticano “un informe completo” sobre el caso de Juan Barros Madrid, obispo de la diócesis de Osorno, en Chile, y quien asumió el cargo en medio de protestas por su cercanía con Karadima.

Hermosilla envió por correo electrónico a Scicluna “documentación importante” y dijo que Murillo y Hamilton “entregarán otros documentos, entre ellos el registro de todos los casos jurídicos que siguen abiertos sobre el caso del padre Karadima”.

Se prevé que durante su estancia en Chile, el arzobispo de Malta  sostendrá al menos 20 reuniones con denunciantes de Barros. Scicluna pidió a quienes han solicitado ser escuchados hacerle llegar previamente un relato por escrito que detalle los elementos que tienen interés en exponer durante la entrevista personal.

Mañana, el arzobispo también se reunirá con el grupo Laicos de Osorno, para la entrega de antecedentes del caso.

Comunicado

El siguiente es el texto del comunicado de Charles Scicluna, dado a conocer este martes 20 de febrero.

Nunciatura Apostólica en Chile

Buenas tardes

A todos ustedes, pertenecientes a diferentes medios de comunicación, les agradezco su presencia e interés por estar hoy aquí.

He venido a Chile enviado por el Papa Francisco para recoger informaciones útiles concernientes a Mons. Juan Barros Madrid, Obispo de Osorno.

Quiero manifestar mi agradecimiento a las personas que se han declarado disponibles para encontrarse conmigo durante los próximos días.

Agradezco también al personal de la Nunciatura Apostólica su acogida y colaboración y de manera especial a S.E. Mons. Ivo Scapolo, Nuncio Apostólico en Chile.

El Santo Padre, quien aún recuerda con emoción la calurosa acogida que le dispensaron en su reciente viaje apostólico a este país, les transmite un saludo afectuoso, acompañado de su especial bendición, a ustedes y a todo el pueblo chileno.

Muchas gracias.

La recepción de testimonios continúa

El portavoz de la Conferencia Episcopal de Chile, Jaime Coiro, dijo que Charles Scicluna recibirá testimonios después de que se termine su visita al país, la que se extenderá hasta el viernes 23 de febrero.

“Él sigue disponible más allá de este periodo. Son cuatro días de jornada extensa y de trabajo exhausto. Esto no va a ser simplemente tomar notas de testimonios y declaraciones… Se escuchará a personas hablar de un tema no fácil y, por lo tanto, sepan quienes no han logrado dar a conocer sus testimonios, que hay una vía abierta para que sean entregados en sobre cerrado a la nunciatura apostólica, y llegarán directamente a las manos de monseñor Scicluna”.

Jaime Coiro también aclaró que la identidad y el número de personas que se entrevistarán con el arzobispo de Malta se mantendrán bajo reserva. “Varias de estas personas han pedido expresa reserva de identidad; es una garantía que monseñor Scicluna les ha ofrecido y en la que se ha comprometido con ellos y con ellas. Si alguna de estas personas quiere, a modo individual o particular, dar a conocer sus impresiones posteriores al encuentro, está en su derecho y es libre de hacerlo”.

“Esto no es un tribunal ni un auditorio”, dijo el portavoz sobre los encuentros que se realizan en las oficinas de las Obras Misionales Pontificias, dependencias de la nunciatura apostólica. “El encargo que le hizo el Papa Francisco a monseñor Scicluna fue encontrarse con aquellas personas que tienen interés en conversar con él”, puntualizó.

Sobre si la visita de Scicluna abordará otros casos de abuso, Jaime Coiro afirmó que el arzobispo de Malta “no está aquí para establecer la verdad y hacer justicia en todos los casos de abuso sexual de la Iglesia en Chile. Por lo tanto, el caso sobre el cual se le ha encomendado escuchar a personas es la situación de monseñor Juan Barros”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here