James Hamilton, José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz, interpusieron una denuncia contra el cardenal Francisco Javier Errázuriz.

Los denunciantes del ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, interpusieron la acción legal contra el obispo emérito de Santiago por los delitos de perjurio y falso testimonio.

TIENES QUE LEER: Carlo Maria Viganò, ataca de nuevo

La querella fue presentada el jueves 25 de octubre en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago de Chile.

Cruz señaló a través de su cuenta de Twitter que junto a los otros dos denunciantes “acabamos de poner una querella criminal por perjurio y falso testimonio contra el cardenal Francisco Javier Errázuriz.

La acción judicial señala que en septiembre de 2015 el Cardenal Errázuriz presentó como testigo una declaración bajo juramento que, “a la luz de hechos posteriores, constituyen el delito de falso testimonio”.

En su declaración, el cardenal dijo que cuando era arzobispo de Santiago de Chile, en “junio de 2006 yo no cierro el proceso (contra Karadima) sino que lo dejo en suspenso, la renuncia del cura a la parroquia es asunto”.

Sin embargo, hace algunas semanas se incautó un correo electrónico que el Cardenal Errázuriz envió el 1 de febrero de 2009 al entonces Nuncio Apostólico en Chile, Mons. Giuseppe Pinto.

Según La Tercera, el cardenal Errázuriz señala en el correo: “Por respeto al P. Karadima no le pedí al promotor que lo interrogara; sólo le pedí al Mons. Andrés Arteaga su parecer. Él consideró que todo era absolutamente inverosímil. Como se trataba de hechos prescritos cerré la investigación. Así quise protegerlos, consciente de que mi manera de proceder, si los acusadores llevasen algún día el caso a la prensa, se volcaría en contra de mí”.

Por esta razón, los denunciantes piden que el Ministerio Público cite al Cardenal Errázuriz como imputado y como testigos al ex Nuncio Apostólico, Giuseppe Pinto; al ministro de la Corte de Apelaciones, Juan Manuel Muñoz; al Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati; y al Obispo Auxiliar de Santiago Andrés Arteaga.

Esta querella se enmarca en la demanda por “daño moral” contra el arzobispado de Santiago que en 2015 interpusieron Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton, y en la que piden una indemnización de 450 millones de pesos chilenos, unos 640 mil dólares, además de una disculpa pública de la Iglesia por el presunto encubrimiento de los abusos de Karadima.

En relación a la carta del Cardenal Errázuriz, según indica El Mercurio, la Corte de Apelaciones “no acogió la solicitud de incorporar el documento dejado ad-videndi en la vista de la causa por el abogado de los demandantes, dado que no fue agregado oportuna ni legalmente a la causa”.

Asimismo, rechazó la solicitud del Arzobispado de Santiago de solicitar vía exhorto internacional al Vaticano todos los antecedentes de la investigación canónica entorno a Karadima recaudados en el informe de Mons. Charles Scicluna.

En entrevista con 24 Horas, Juan Carlos Cruz precisó que “ya está bueno, ya basta de tantas mentiras, este señor se ha pasado años tratando de arruinarnos la vida y a otras personas. Ya está bueno que alguien se monte adelante de él y le diga ¡ya basta!. Como no hemos podido hacerla por las buenas, llegó el momento de utilizar otros recursos a través de una querella criminal”.

Además, manifestó que la carta enviada por Errázuriz al exnuncio apostólico, Giuseppe Pinto, “es parte de un entramado de mentiras porque antes de que estuviese esa carta, hay pruebas que pusimos en nuestro juicio de cómo ayudaba a mentir a un sacerdote que abusó, de cómo le enseñaba a mentir, había dicho que había cerrado el caso, había tenido reuniones con obispos de Karadima para coludirse con todos éstos”.

Además, acotó que si bien la carta es contundente, la evidencia es mucha a través de los años.

En esa línea, manifestó que “llevamos tratando de conciliarnos muchas veces y, en concreto, en esta querella civil, es la cuarta vez que nos llaman a conciliación. Hemos tratado hacerlo tres veces de buena fe (…) queremos que admitan el encubrimiento, eso es lo importante para nosotros, no nos importa otra cosa, eso ayuda a que otros puedan también seguir el camino”.

La carta de Errázuriz que envió al director de El Mercurio para insistir en su versión de los hechos asegurando que fue él quien inició la investigación contra Karadima.

El artículo sobre “el caso Karadima”, aparecido en El Mercurio el día de ayer, contiene un grave error.

Dicho artículo señala que en una carta, entregada por los denunciantes, “el cardenal Francisco Javier Errázuriz reconoce que quiso ‘proteger’ a Karadima”. “Mi carta, sin embargo, dice “protegerlos”, en plural, refiriéndome a muchos sacerdotes diocesanos que el Karadima había ayudado a encontrar su vocación sacerdotal.

“Por lo demás, me sorprende que los denunciantes pretendan acusarme de encubridor, olvidando los hechos. Entre otras cosas inicié contra Fernando Karadima la investigación que pide el Derecho Canónico, y le pedí a la Congregación para la Doctrina de la Fe que levantara la prescripción de los delitos denunciados, para que fueran juzgados conforme a su gravedad en justicia y en verdad.

Fco. Javier Errázuriz Ossa

Reacciones

Uno de los primeros en reaccionar a la misiva fue Juan Carlos Cruz. Indignado, el periodista dijo a través de su cuenta de Twitter, dijo que “el delincuente cardenal Errázuriz es como esas moscas que se han parado en toda la suciedad y que aunque uno abra la ventana para que se vayan, se queda pegada, volando sin parar de molestar”.

Este viernes 26 de octubre, la Corte de Apelaciones de Santiago rechazó el recurso de reposición presentado por las víctimas de Karadima, que pretendía dejar sin efecto la audiencia de conciliación del 20 de noviembre que ordenó la justicia civil en la demanda contra el Arzobispado de Santiago por encubrimiento.

El recurso presentado el 24 de octubre argumentaba que el proceso de conciliación generaba un desgasto en la vida de las víctimas. Sin embargo, el presidente de la Novena Sala, Miguel Vásquez, explicó a la prensa que esta acción “no es una forma de rechazar una conciliación”.

Es decir, la forma a proceder es “formularlo formalmente en la audiencia o simplemente no presentarse.

Juan Carlos Cruz respondió:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here