Ayer domingo 14 de marzo, el periódico peruano La República publicó una viñeta crítica en la que una persona no identificada le dice a María: “Yo te amo, María… Azótame para no caer en la tentación de pagar impuestos”, a lo que la Virgen responde: “Hijo perdona a los que votan por él,  porque no saben lo que hacen”.

La caricatura usa la imagen del Sagrado Corazón de María y ha sido realizada por Heduardo Rodríguez, dibujante del Diario La República, días después de que el candidato presidencial del Opus Dei, Rafael López Aliaga habló en un medio local sobre su devoción a la Virgen.

Las reacciones no se han hecho esperar…

Miles de católicos han firmado una campaña en la red social para exigir a La República que retire la viñeta en la que hace un “uso irrespetuoso” de la imagen de la Virgen María.

“Todos los católicos, así como cualquier otra religión, merecemos respeto a lo que consideramos sagrado. Exigimos al diario La República que borre y se disculpe públicamente por el uso irrespetuoso de la Imagen de la Virgen María”, indica una petición en Change.org.

“Independientemente del tinte político que tenga cualquier candidato, El Diario La República no tiene derecho de burlarse de la Fe de millones de peruanos, su publicación caricaturesca de la Virgen y su mofa tiene que ser eliminada. Señores del Diario La República, el pueblo católico rechaza su publicación.”

¿De qué se trata este asunto?

López Aliaga candidato presidencial por el partido Renovación Popular, quien además es miembro numerario del Opus Dei y como tal dijo en una entrevista radial del 12 de marzo, que usa el cilicio para flagelarse a diario y que reprime sus deseos sexuales pensando en la virgen María como un compromiso de celibato.

Precisó que flagela su cuerpo porque considera a esa mortificación “de unión, de amor a la pasión de Cristo”. “Cristo sufrió tanto que usar un cilicio seguramente no es doloroso. En mi caso ya tengo hasta callos, 40 años, te imaginarás”, añadió.

Dijo que lo realiza porque es una “pequeña mortificación por Dios y por los hombres… la hago a solas, 10 minutos, 20 minutos, para unirme a la cruz de Cristo”.

El cilicio es un accesorio metálico que causa dolor y es usado por los numerarios de este grupo católico generalmente en el muslo una vez por día.

Afirmó en entrevista que practica el celibato desde hace 40 años, y que reprime su deseo sexual diciendo que cuando ve a una mujer atractiva “le digo a la virgen María pues sabes qué, tú eres más bonita que esa chica, entonces, estoy tan enamorado de la Virgen María que realmente me llena de paz, me llena de alegría, me llena de fortaleza”.

Y obviamente, el candidato del partido Renovación Nacional está en contra de las políticas de igualdad de género que afirma que “homosexualizan” a los niños, así como del aborto y la eutanasia.

Sin embargo, varios medios de comunicación comenzaron a criticar su catolicismo y sus posiciones a favor de la vida y de la familia; pero también han denunciado una supuesta falta de pago de impuestos de sus empresas.

Y el dibujante en uso de su libertad de expresión publicó la controvertida viñeta.

Intervención de la conferencia de obispos.

Mons. Héctor Miguel Cabrejos ,escribió una carta al director del periódico, Gustavo Mohme Seminario, en el que le recuerda la importancia del derecho a la libertad de conciencia y de religión reconocido por la Constitución.

El también arzobispo de Trujillo también señala que el Código de Ética de la Federación de Periodistas del Perú, establece que los hombres de prensa están obligados “en su ejercicio profesional a honestar a Dios y los dogmas. Es su deber respetar las creencias religiosas, aunque no las comparta”.

Mons. Cabrejos resalta luego la importancia de respetar los símbolos religiosos y que “el menosprecio o atropello, en este caso a una imagen amada y respetada por millones de peruanos y peruanas, hiere el sentimiento religioso del pueblo católico y azuza una sociedad intolerante y agresiva”.

“Esperamos que revierta esta publicación para fortalecer así los vínculos de unidad y fraternidad de nuestra Patria”, concluye.

Veremos en que termina este asunto.