Aristeo Trinidad Baca Olmos, sacerdote de Ciudad Juárez, seguirá bajo prisión domiciliaria el proceso legal que enfrenta por su presunta responsabilidad en el abuso sexual contra una menor de 11 años.

TE PUEDE INTERESAR: En la cumbre antipederastia no hubo nada concreto, reprochan víctimas

Así lo decidió el juez de control que lleva el caso, Félix Aurelio Guerra, quien aceptó cambiar la prisión cautelar a domiciliaria al cura con base en lo establecido en el Código Nacional de Procedimientos Penales, en el que se garantiza ese beneficio a personas mayores de 70 años que padezcan una enfermedad grave o terminal.

Baca Olmos fue detenido el pasado 9 de febrero con base en una orden judicial, al ser acusado de violación agravada contra una menor de 11 años, quien fue monaguillo de la Parroquia Santa María, de Ciudad Juárez, la cual estaba a cargo del cura.

La noticia cimbró a esa localidad fronteriza, pues Aristeo Baca llevaba 30 años de servicio, durante los cuales se le reconocía una gran labor altruista. De hecho, una de sus últimas obras fue la construcción de un asilo con capacidad para atender a 125 adultos mayores.

https://twitter.com/httpevelyns/status/1096853982130126850

Se dio a conocer que el abogado defensor del sacerdote presentó el domingo pasado las pruebas y los testigos que demostraron que la condición de salud del detenido ameritaba la prisión domiciliaria, mientras dura el proceso que enfrenta.

De esta manera, el cura podrá estar en un domicilio particular que nada tiene que ver con los lugares donde cotidianamente ejercía su ministerio, donde recibirá una adecuada atención médica, bajo estricta vigilancia judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here