La Arquidiócesis de León pidió perdón por el abuso sexual que cometió el sacerdote Jorge Raúl Villegas Chávez, sentenciado a 90 años y siete meses de prisión por violación calificada, abusos sexuales, corrupción de menores y hostigamiento sexual en agravio de dos estudiantes menores de edad, cuando se desempeñaba como guía espiritual en el Colegio Atenas, de Irapuato.

En un comunicado, la arquidiócesis informó que “nos duelen profundamente los hechos realizados por un ministro de culto. Afirmamos nuestra absoluta disponibilidad para colaborar con las autoridades en la búsqueda y procuración de la justicia”.

En el documento se establece que “lamentamos profundamente lo sucedido y ante tales hechos nos solidarizamos con las víctimas y sus familiares. Son momentos dolorosos y vergonzosos; tras estos comportamientos inadecuados e impropios, reafirmamos nuestro compromiso para sanar y curar estas situaciones con la transparencia y el testimonio de la verdad.

“Afirmamos la postura e instrucción de la Iglesia frente a tales circunstancias: no hay absolutamente lugar para los que abusan de los menores. Nos comprometemos con la justicia y la verdad para actuar con criterios irrevocables y a todos los niveles con una tolerancia cero, viendo la urgencia de informar, de reconocer la gravedad de este mal, de solicitar el perdón y de exhortar a la reconciliación”.

Villegas Chávez se desempeñó durante años como vocero de la Arquidiócesis de León cuando José Guadalupe Martín Rábago fue arzobispo, e incluso participó en la organización de la visita del Papa Benedicto XVI a Guanajuato en 2012.

En 2014, el sacerdote enfrentó una demanda por paternidad y pensión alimenticia, lo que orilló a que saliera del municipio de León. El año pasado fue acusado de abusar sexualmente de estudiantes del Colegio Atenas, donde fue contratado por monjas como guía espiritual.

La Procuraduría General de Justicia del Estado destacó, en un comunicado, que aunque conforme al artículo 31-A del Código Penal de Guanajuato se estima que la máxima pena que puede purgar un acusado es de 60 años, se probó que el sacerdote cometió ambos delitos.

La sentencia incluye, además, una multa y el pago monetario por concepto de reparación del daño, destacó la PGJE. En febrero del año pasado, Villegas Chávez fue detenido por elementos de la policía ministerial luego que un juez de control girara la respectiva orden de aprehensión.

El sacerdote sentenciado tuvo a su cargo en León la parroquia de San Juan Bautista la Salle entre 2004 y 2012.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here