El sacerdote Aristeo Baca, de Ciudad Juárez, Chihuahua, fue detenido este sábado por elementos de la Fiscalía General del Estado, como presunto responsable del delito de abuso y violación sexual contra una niña de 11 años de edad.

RELACIONADO: En México, retirados del sacerdocio 152 por pederastia

El vocero de la Arquidiócesis de Chihuahua, Gustavo Sánchez Prieto, afirmó que sólo tienen registrado ese caso de abuso sexual a menores y que espera que “sea una falsa acusación”.

Recordó que el Vaticano tiene una política de “cero tolerancia” para los clérigos que cometen abusos sexuales a menores.

Los delitos de abuso sexual que se cometen al interior de la Iglesia Católica se reconocen como un cáncer que el Papa Francisco busca erradicar, por lo que ha llamado a la reconversión, la oración y la vida santa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here