A través de un video difundido en redes sociales, Andrés Manuel López Obrador envió un mensaje para promocionar su Segundo Informe de Gobierno:

“Tenemos nuestra conciencia tranquila y la dicha enorme de estar ayudando a la gente humilde, a los necesitados, a los desposeídos. Los conservadores sostienen que estamos llevando al país al comunismo. El Papa Francisco ha dicho que ayudar a los pobres no es comunismo, es el centro del evangelio, es decirles: tengan para que aprendan”

En el texto que acompaña al video, el presidente asegura que ayudar a los desprotegidos se trata de una conducta humanista sin egoísmo, pues “sólo siendo buenos podemos ser felices

La expresión la usó López Obrador por primera vez en la mañanera del pasado miércoles 5 de agosto en Culiacán, Sinaloa.

A mí me agrada mucho el pensamiento del papa Francisco, es un papa excepcional; no puedo decir lo mismo de todos, también lo expreso con mucho respeto”, dijo…

Y dijo que le llamó la atención la siguiente frase…”miren, ojalá y lo lean los conservadores de México. ‘Defender al pobre no es ser comunista, es el centro del Evangelio’. Entonces, ya tenemos que aceptar que vivimos una etapa nueva, que vamos hacia una transformación, que ya no se puede estar pensando de la misma forma, no se puede poner vino nuevo en botellas viejas. ( AMLO se refiere a la frase bíblica de Lucas  “…Ni tampoco se echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino nuevo hace que los odres revienten, y tanto el vino como los odres se pierden…”).

Aquella expresión en la mañanera la usó López Obrador en respuesta a las críticas que ha recibido de mucha gente, sobre todo católicos tradicionales, entre ellos del mismísimo cardenal emérito de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez cuando afirmó que el gobierno actual se encamina al comunismo presuntamente por estar en contra del modelo tradicional de la familia, así como por promover la ideología de género.

Al haberlo usado en una mañanera no se vio mal, pero en el promocional si, exageró, con todo respeto a su investidura..

Obviamente el mensaje ha generado muchas reacciones…

Mucha gente -sobre todo fieles católicos- los han cuestionado ¡al utilizar a la religión en un mensaje político, algo que aseguran, “atenta contra el Estado laico”.

¿Es así?

No necesariamente pero no hay necesidad de que el presidente utilice la figura del papa para sus promocionales.

¿Cuándo y porque usó esa expresión el papa Francisco?

De hecho, el tema de la teología de la pobreza la ha utilizado el Papa varias veces.

Por ejemplo, en su homilía del martes 16 de junio en la Casa Santa Martha dijo que es injusto definir como “comunistas” a los sacerdotes u obispos que hablan de los pobres.

Recordó entonces que “la pobreza está precisamente en el centro del Evangelio. Si quitamos la pobreza del Evangelio, no se entendería nada del mensaje de Jesús”, señaló.

Explicó que la primera de las bienaventuranzas es  “bienaventurados los pobres de espíritu”.

Días después fue más explícito. En una entrevista publicada el 29 de junio pasado en el periódico Il Messagero, la vaticanista Franca Giansoldati le preguntó al Papa: –“Usted es presentado como un papa comunista, pauperista, populista. The Economist le ha dedicado una portada afirmando que habla como Lenín. ¿Se ve reflejado en esto?”.

Su respuesta fue… “Yo digo que los comunistas nos han robado la bandera. La bandera de los pobres es cristiana. La pobreza está en el centro del Evangelio. Los pobres están en el centro del Evangelio. Tomemos Mateo 25, el protocolo sobre el cual seremos juzgados: he tenido hambre, he tenido sed, he estado en la cárcel, he estado enfermo, desnudo. O miremos las bienaventuranzas, otra bandera. Lo comunistas dicen que todo esto es comunista. Sí, como no, veinte siglos después. Entonces, cuando hablan se podría decirles: ¿ustedes son cristianos?”.

“La pobreza está en el centro del evangelio, ha precisado el Papa. No se puede entender el Evangelio sin entender la pobreza real, tomando en cuenta que existe una pobreza bellísima que es la del espíritu: ser pobre ante Dios porque Dios te llena”.

“El Evangelio –agrega– se dirige indistintamente a pobres y ricos. Y habla sea de pobreza que de riqueza. No condena, de hecho, a los ricos. En todo caso a las riquezas cuando se hacen objetos de idolatría: el dios dinero, el becerro de oro”.

PD…AMLO tiene admiración  por el papa Francisco desde hace tiempo…

En octubre de 2015 viajo al Vaticano y le expresó al papa jesuita “reconocimiento, admiración y respeto” a través de una carta, y le entregó un regalo.

¿Lo recibió el papa Francisco?

Obviamente ¡no! Lo saludo en la audiencia pública que realiza el papa todos miércoles en la Plaza de San Pedro.

En una de las imágenes se puede apreciar cómo el Papa toma la mano a López Obrador….

En la carta que le entregó al Papa, AMLO le expuso: “vine a entregarle una medallita de fray Bartolomé de Las Casas, defensor de los indios, en el inicio de la dominación colonial en México”.

Y mencionó que su propósito principal es “transmitir mi más sincero reconocimiento a su labor, como un Papa misionero, de verdad cristiano”.

Y aprovechó para transmitirle un breve mensaje en una misiva…

“Por nuestra parte, le compartimos que continuamos trabajando para lograr una transformación que nos permita eliminar la corrupción política, que ha sido la causa principal de la desigualdad, de la pobreza y de la violencia que padecemos en México.

“Este cambio de régimen lo estamos impulsando por la vía pacífica y electoral, convenciendo, incluso, a los adinerados de no dar la espalda a los que sufren, bajo la premisa de que solo siendo buenos podemos ser felices, y de que, por el bien de todos, primero los pobres.”

Cerró su carta así: “Me despido de usted, reiterando mi más profundo reconocimiento y respeto”.

La misiva está fechada este 14 de octubre de 2015.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here