El cardenal Carlos Aguiar Retes presidió un momento de adoración eucarística, en el que se pidió de manera especial por el papa Francisco y por la Iglesia católica.

TE PUEDE INTERESAR: El Papa Francisco en Lituania reprueba a quienes siembran división y enfrentamiento

Al concluir la misa dominical, en la Catedral Metropolitana, señaló:

“Reunidos ante ti, venimos Señor para interceder por nuestro Hermano el Papa Francisco, a quien quisiste encomendar el cuidado y la cura pastoral de tu rebaño. Tú, que lo nombraste heredero de tu propia misión. Te alabamos y reconocemos que tú eres el Buen Pastor y te pedimos para lo que configures, para que te imite a la perfección en el amor.

“Y a nosotros también ayúdanos para ver por aquellos que has querido encomendarnos, pues eres un Señor que da sus talentos a sus siervos para que los pongan a trabajar en tu reino… acudimos a ti con el corazón lleno de confianza para poner a nuestro Padre, el Papa Francisco, a tu resguardo.

“Tú, que quisiste que presidiera la Iglesia como su Pastor, concédele que con su palabra y ejemplo sirva a aquellos a quienes preside, para que junto con el rebaño a él confiado llegue a la vida eterna”.

La Conferencia del Episcopado Mexicano convocó a todas las parroquias del país para llamar a sus fieles a participar “en una hora santa para pedir a Dios que le dé fortaleza al Papa Francisco, ante los ataques y acusaciones que ha recibido”.

“Como Iglesia no debemos olvidar la sana y santa praxis de orar por el Vicario de Cristo, como lo hizo la Iglesia primitiva cuando Pedro estaba en prisión, la comunidad oraba insistentemente por él a Dios”, señaló el Episcopado.

¿Qué es una hora santa?

Se trata de una de las devociones litúrgicas y populares a Jesús Sacramentado más extendidas en el mundo católico. No hay una dinámica específica para su realización o un manual para su rezo, pero su objetivo es meditar sobre la Pasión y agonía de Jesucristo.

Sus inicios se encuentran en el Evangelio, en el pasaje del Huerto de los Olivos, en el que Jesús pide a sus discípulos que velen y oren para que no caiga en la tentación (Marcos, 14).

Santa Margarita María de Alacoque fue gran promotora de esta devoción.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here