De acuerdo con un comunicado de la Santa Sede, la misión tendrá lugar del 20 al 27 de marzo y la encabeza Charles Jude Scicluna, arzobispo de Malta y Secretario Adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, quien viene acompañado de su asistente monseñor Jordi Bertomeu.

TE PUEDE INTERESAR: Mensaje in absentia del Papa Francisco a Los Legionarios

Funcionarios de la Santa Sede enfatizaron que no se trata de una comisión de investigación, sino de una “misión de asistencia” que ayudará a la Iglesia mexicana a combatir los abusos sexuales en su seno.

La nunciatura en México indicó que durante todos los días en que los enviados del Papa estén en el país, la misión “estará a disposición de los que quieran contactarla para compartir sus experiencias” a quienes ofrece total confidencialidad y privacidad para hacerlo.

La Conferencia del Episcopado Mexicano. (CEM) indicó en un comunicado que fueron ellos quienes solicitaron el envío de la comisión en beneficio de los menores y de los sectores más vulnerables del país. “Confiamos en que servirá para mejorar la respuesta a estos casos, buscando la acción de la justicia civil y canónica bajo el principio de ‘tolerancia cero’ para que ningún caso quede impune en nuestra Iglesia”, agrega el comunicado.

Scicluna y Bertomeo mantendrán reuniones con los obispos mexicanos, los superiores de las órdenes religiosas y con las víctimas que quieran hablar con ellos.

De acuerdo con un comunicado de la Santa Sede, la misión “busca beneficiar a los más pequeños y vulnerables impulsándonos como Iglesia, y en específico a nosotros como obispos, a continuar custodiando a estos hermanos nuestros. Confiamos en que servirá para mejorar la respuesta a estos casos, buscando la acción de la justicia civil y canónica bajo el principio de ‘tolerancia cero’ para que ningún caso quede impune en nuestra Iglesia”, detalló en su misiva la CEM y su Consejo Nacional de Protección de Menores (CNPM).

La agenda

El viernes 20 la misión papal mantendrá un encuentro con todos los obispos en Lago de Guadalupe, y el lunes 23 se reunirá con los Superiores Mayores de Religiosos de México en sus propias oficinas.

Pero, durante todos los demás días -24 al 27- la misión estará a disposición de todas aquellas personas que quieran contactarla para compartir sus experiencias o para recibir orientación o asistencia de los fiscales.

Los encuentros serán estrictamente privados en una oficina de la Nunciatura Apostólica, que encabeza Franco Coppola.

Quienes deseen reunirse con los enviados del Papa Francisco pueden contactar a la Nunciatura Apostólica a través del teléfono 525556633999 o por correo electrónico, escribiendo a nunciatura.mexico@diplomat.va.

Nada es casual

La comisión papal llegará pocos días después de que la Santa Sede anunciara la constitución de un grupo de trabajo dirigido a ayudar a los obispos que se dedican a redactar líneas guía para combatir los abusos, y un año después de la cumbre convocada por el Papa Francisco en febrero de 2019; desde entonces se han tomado iniciativas, como la promulgación de nuevas leyes y la decisión de abolir el secreto pontificio sobre los casos de abuso a menores.

¿Qué ocurrió hace unos días en el Vaticano?

Se creó el grupo de trabajo para la protección de menores

Al final de la reunión “La protección de los menores en la Iglesia”, celebrada del 21 al 24 de febrero de 2019, el papa Francisco anunció la creación de un grupo de trabajo operativo para ayudar a las Conferencias Episcopales a preparar y actualizar las directrices sobre la protección de los menores.

En un comunicado de la oficina de Prensa de la Santa Sede se dieron a conocer los detalles del grupo de trabajo, a saber:

  1. Supervisará el grupo Edgar Peña Parra, suplente de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado junto con los Cardenales Oswald Gracias, arzobispo de Bombay; Blase Joseph Cupich, arzobispo de Chicago; Charles Jude Scicluna, arzobispo de Malta y Secretario Adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y el Padre Hans Zollner, profesor ordinario del Instituto de Psicología de la Pontificia Universidad Gregoriana y miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores;
  2. El grupo de trabajo asistirá a las Conferencias Episcopales (del mundo), a los Institutos Religiosos y a las Sociedades de Vida Apostólica; a petición de éstos, en la preparación y actualización de las directrices sobre la protección de los menores, de acuerdo con las orientaciones emitidas por la Congregación para la Doctrina de la Fe, así como con las disposiciones de la legislación canónica vigente sobre el abuso y, en particular, con el Motu proprio “Vos estis lux mundi” del 7 de mayo de 2019;
  3. La preparación de las directrices seguirá siendo competencia y responsabilidad de las respectivas Conferencias Episcopales, Institutos Religiosos y Sociedades de Vida Apostólica;
  4. El grupo de trabajo durará dos años, comenzando el 24 de febrero de 2020. Está compuesto por un Coordinador, el doctor Andrew Azzopardi, jefe de la Comisión de Salvaguarda para la protección de menores y adultos vulnerables de la Provincia Eclesiástica de Malta, y algunos expertos en derecho canónico de diferentes nacionalidades;
  5. El Coordinador informará trimestralmente sobre las actividades realizadas por el grupo de trabajo al Sustituto de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado;
  6. Las actividades del grupo de trabajo cuentan con el apoyo de un fondo especial formado por benefactores, y;
  7. Las solicitudes de asistencia de las Conferencias Episcopales, los Institutos Religiosos y las Sociedades de Vida Apostólica pueden enviarse a la dirección de correo electrónico apropiada (taskforce@org.va).

¡Enhorabuena!

¿Quién es Charles J. Scicluna?

Tiene 61 años de edad, es originario de Toronto, Canadá, pero de padres inmigrantes malteses.

Poco tiempo después regresó con su familia a su país de origen, y a los 19 años ingresó al seminario a la donde obtuvo un título en Derecho Civil y una licenciatura en Teología por la Universidad de Malta y luego un título en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana; fue ordenado sacerdote a los 27 años y nombrado obispo por Benedicto XVI, fue consagrado en el año 2012 y elevado a la categoría de arzobispo Metropolitano de Malta en 2015 por el Papa Francisco.

El 13 de noviembre de 2018 Francisco lo nombró secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el segundo de abordo del prefecto, el cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer.

Es, además, Presidente del Colegio Especial dentro de la misma Congregación, para escuchar recursos en ciertos procesos canónicos.

En 1995 fue nombrado por Juan Pablo II como promotor de justicia y luego como promotor de justicia en la Congregación para la Doctrina de la Fe; se dio a conocer por haber investigado el caso del padre Maciel.

A partir de ahí, sus investigaciones han sido fundamentales para aclarar los casos de abusos y encubrimiento protagonizados por muchos sacerdotes.

Fue, junto con Jordi Bertomeu, delegado del papa Francisco en Chile para investigar los encubrimientos en la diócesis chilena de Osorno de casos de abusos sexuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here