Foto:Contextos de La Palabra (María García)

El cardenal Carlos Aguiar Retes, en la misa concelebrada con su antecesor Norberto Rivera Carrera a 10 años del fallecimiento del cardenal Ernesto Corripio Ahumada, exhortó a los católicos a integrar una sociedad fraterna, en la que “desterremos el odio y la violencia, la agresión y la marginación”.

Durante la celebración religiosa, Aguiar reconoció la labor pastoral de quien fuera el arzobispo primado durante 19 años, pues “fue un hombre al que le tocó vivir momentos difíciles para la Arquidiócesis, quien la reestructuró y la hizo caminar organizando las vicarías episcopales y formando un gran equipo con los obispos auxiliares. También le tocó vivir la tragedia (del sismo) de 1985, en la cual, secundado por muchas instituciones y especialmente por los católicos de la Arquidiócesis de México, se dio un testimonio elocuente de solidaridad”.

Agregó que “hoy le damos gracias a Dios de haber tenido esta mediación; de que haya tenido esta Iglesia particular, en la persona de don Ernesto Corripio, el pastor adecuado para los tiempos adecuados”.

La familia del cardenal Corripio Ahumada se dio cita a la misa que se ofició en la Catedral Metropolitana y su sobrina, María Elena Corripio Cadena, religiosa del Verbo Encarnado, comentó que su vocación religiosa se la debe a él.

Recordó que al cardenal Corripio Ahumada le tocaron los diálogos para restablecer la relación Iglesia-Estado y que fue una situación muy difícil; a él lo definió como “una persona muy prudente, muy entregado, con una conciencia social muy formada”.

Entusiasmada por la ceremonia, agradeció al cardenal Carlos Aguiar el haber celebrado la misa, porque “en los 10 años que tiene mi tío de muerto, nunca la había habido, ni lo habían nombrado, ni hecho ningún reconocimiento u homenaje. Le agradezco este detalle tan maravilloso”.

Foto: Contextos de La Palabra (María García)
Escultura del cardenal Ernesto Corripio realizada por el artista Francisco Cárdenas

En el altar de la catedral se colocó una escultura del cardenal Ernesto Corripio realizada por el artista Francisco Cárdenas, quien cuenta con amplia experiencia en materia de arte sacro, pues ha realizado los bustos de personajes históricos como el sacerdote jesuita y escritor Francisco Javier Clavijero y del filósofo y antropólogo Theihard de Chardin, entre otros.

Aún se desconoce el lugar donde se va a colocar la escultura; esto “lo tendrán que decidir los integrantes del cabildo de la Catedral de México, se podría llevar a la casa que lleva su nombre y que se ubica a espaldas de la catedral, en la calle de Guatemala”.

Al concluir la misa, se le preguntó al cardenal Aguiar Retes sobre el asesinato de los tres jóvenes estudiantes de cine en Jalisco y señaló que “es un drama que nos apena mucho como país… un caso que nos debe preocupar a toda la sociedad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here