El sacerdote José Luis Téllez García, el “padre liberador”
El sacerdote José Luis Téllez García, el “padre liberador”

El sacerdote José Luis Téllez García, el “padre liberador” como se le conocía en los reclusorios de la Ciudad de México y quien logró la preliberación de más de 10 mil presos, falleció hoy a la edad de 75 años, víctima del covid-19.

Marcó un paradigma en la Pastoral Penitenciaria de la Arquidiócesis de México cuando fue su responsable de 2000 a 2005, y fundó el “Hogar Alternativo” donde residían hombres y mujeres liberados que encontraban un hogar para incorporarse a la sociedad.

TE PUEDE INTERESAR: Felipe Arizmendi resulta herido de bala; se encuentra fuera de peligro

El pastor de los reclusorios vivió en carne propia la envidia y las intrigas debido a una falsa acusación de fraude hecha por otro sacerdote. Estuvo preso, su estancia fue breve, pero él solía relatar esa experiencia como una prueba que le dio Dios de “estar en la cárcel injustamente y acusado por otro sacerdote”.

Su trabajo pastoral fue reconocido por las autoridades de la Ciudad de México, al ver la autoridad moral que tenía el padre con los presos, los custodios y los directivos. Cuando Andrés Manuel López Obrador estaba al frente del gobierno capitalino, el subsecretario de Gobierno, Francisco Garduño, responsable del sistema penitenciario, de manera inédita lo invitó a que se hiciera cargo de la dirección de general del sistema penitenciario.

Esa invitación la rechazó y no sólo porque el Derecho Canónico lo prohíbe, sino por la humildad del padre.

El sobrenombre del “padre liberador” fue merecido porque para los presos era un apóstol, quien no sólo se preocupó por el cuidado espiritual y el de sus familias, también realizó un trabajo legal, revisó miles de expedientes para lograr la preliberación de más de 10 mil presos hombres y mujeres. Para ese trabajo contó con el aval moral de la Arquidiócesis de México en tiempos del cardenal Norberto Rivera.

El Hogar Alternativo fundado por el padre Téllez no fue una casa de hospedaje o de bolsa de trabajo para los preliberados, tenía huertos familiares y crianza de animales. Todo eso les permitía humanizarlos, fue un modelo de pastoral penitenciara que México presentó ante el Consejo Episcopal Latinoamericano para que esa experiencia se implementará en América Latina. Este hogar aún funciona en el anexo a la parroquia de Cristo Rey en Iztapalapa.

Hazel Ruiz, subsecretario del Sistema Penitenciario de la CDMX, hizo un reconocimiento a la labor del padre Téllez y mencionó: “Forma parte de la historia del sistema penitenciario de la Ciudad de México. Él trabajó de la mano con todos los funcionarios del sistema siempre de manera desinteresada y con una entrega absoluta, con una vocación eminente por la ayuda de los más desprotegidos entre ellos los presos y las presas.

“Generó una coordinación y colaboración del sistema penitenciario nunca antes vista. Visitaba las prisiones, extendía su mano para dar consuelo y apoyo a los familiares e internos, siempre preocupado porque tuvieran una vida digna al interior.

“Apoyó los procesos de preliberaciones revisando expedientes de las causas justas al considerar que habían pagado su delito, extendía cartas de trabajo y apoyaba a los externados, les ofrecía trabajo y, algo importante, fue un parteaguas. La fundación de la casa de medio camino que era donde iban los que salían de la prisión y no tenían adonde ir por no tener una red social que los apoyara, les ofrecía vivienda digna y apoyo para no volver a delinquir.

“Sentimos mucho su salida (de la pastoral penitenciaria) porque  estaba muy presente, realizaba grandes gestiones en favor de esta población”.

El padre José Luis Téllez García nació el 27 de febrero de 1945 en la Ciudad de México y fue ordenado el 20 de mayo de 1972, fue párroco en la iglesia de Cristo Rey, en Iztapalapa. Durante más de 20 años organizó la procesión de la imagen de Cristo Rey por las calles de la colonia Leyes de Reforma.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here