Foto:Arquidiócesis de Puebla
Foto:Arquidiócesis de Puebla

El cura Lucino Flores murió atropellado en una carretera de Tepeaca.

Familiares del sacerdote Lucino Flores Sánchez identificaron hoy su cuerpo, después de buscarlo desde hace seis días, cuando el cura, quien padecía una enfermedad neurológica, salió solo de su domicilio en San Hipólito Xochiltenango, en Tepeaca, Puebla.

Funcionarios de la arquidiócesis de Puebla confirmaron que el sacerdote sufrió un accidente hace ocho años, el cual le dejó como secuela un padecimiento neurológico. Desde entonces quedó bajo el cuidado de su familia, pero el 15 de abril pasado salió de su casa y se desconocía su paradero.

Los familiares organizaron una campaña en redes sociales para encontrarlo. El viernes pasado, las autoridades poblanas hallaron a un hombre muerto, atropellado en una carretera del municipio de Tepeaca, y dieron aviso a los familiares, quienes lo identificaron.

En su página de twitter, la arquidiócesis de Puebla da a conocer que a partir de las 17:30 horas de hoy, el sacerdote será velado en la parroquia de San Hipólito Xochiltenango. Asimismo, lamentaron profundamente el fallecimiento y rogaron por su eterno descanso y que sus familiares y amigos tengan pronta resignación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here