La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) hizo públicos los documentos “Líneas del Procedimiento a Seguir en Casos de Abuso Sexual a Menores por Parte de Clérigos” y el “Protocolo de Protección de Menores”, en los que refrenda su política de tolerancia cero ante casos de tolerancia.

TE PUEDE INTERESAR: Carlo Capella, ex diplomático del Vaticano, a juicio por pornografía infantil

La posición de la Iglesia Católica es clara: el abuso sexual infantil es un crimen que debe sancionarse con toda la fuerza y rigor de las leyes, tanto canónica como civil, puntualizó.

“Nunca más” a la cultura del abuso y al sistema de encubrimiento que le permite perpetuarse, subrayó al solicitar a los obispos, sacerdotes y religiosos adoptar “límites prudenciales” a fin de salvaguardar la integridad de niños, niñas y adolescentes (NNA).

En un comunicado, firmado por el cardenal Francisco Robles y el obispo Alfonso Miranda, presidente y secretario general de la CEM, se hizo ver que se han tomado con firmeza múltiples acciones para crear una nueva cultura de prevención, atención y respuesta.

Manifestaron que las “Líneas Guía del Procedimiento a Seguir en Casos de Abuso Sexual de Menores por Parte de Clérigos” están basadas en las disposiciones de la Congregación para la Doctrina de la Fe y en las que fueron aprobadas en la 102 Asamblea Plenaria de la CEM en noviembre de 2016.

También se tomaron en cuenta las disposiciones del Papa Francisco, que fueron expuestas por Seen O’Malle, presidente de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, y del doctor Hans Zollner, director del Centro para la Protección del Menor, de la Universidad Gregoriana, quienes participaron en la Asamblea Plenaria de los obispos realizada hace dos años.

En la “guía” se reconoce que en el pasado, por diversas circunstancias, no se actuó como era debido. Por ello se explica el procedimiento a seguir en caso del “delito aberrante” de abuso sexual contra NNA, el cual incluso va conforme a la legislación sustantiva y adjetiva penal en la Ciudad de México, vigente desde noviembre de 2017.

Sin embargo, se alerta también de poner atención a los casos de algunas personas que han inventado un abuso sexual para obtener beneficios económicos o manchar la reputación de un clérigo.

Además, se advierte que no se debe escatimar esfuerzos para proteger a los niños y niñas, por lo que no se puede dar prioridad a ningún otro tipo de consideración, como “el deseo de evitar el escándalo”.

Respecto al “Protocolo de Protección de Menores”, los obispos destacaron que está basado en la Legislación Penal Sustantiva y Adjetiva vigente en México, así como en las disposiciones aprobadas en su 104 Asamblea Plenaria realizada en noviembre de 2017.

Se establecieron criterios para la prevención y, en su caso, sanción canónica y penal en contra del probable responsable, brindando todo el apoyo y asistencia con todas las fuerzas a la víctima y a su familia.

Además se han dado capacitaciones a los voceros de las distintas diócesis del país, organizadas por Comisión Episcopal para la Pastoral de la Comunicación, en colaboración con el Equipo Jurídico de la CEM y el Centro de Investigación y Formación Interdisciplinar para la Protección del Menor.

También se inició desde noviembre del 2017 el trabajo de asesoría en provincias y diócesis sobre, impartido por el equipo jurídico de la CEM y otros especialistas.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here