Padre Fernando Martinez
Padre Fernando Martinez

Los Legionarios de Cristo reconocieron que el religioso Fernando Martínez abusó sexualmente de al menos ocho menores en la década de los 90; en México la denuncia pública la realizó la conductora Ana Lucía Salazar en mayo pasado, a la que se unieron por los menos cinco mujeres.

La congregación también reconoció “las deficiencias en la gestión de este caso a lo largo de las últimas décadas y las decisiones tomadas por el superior general”, que en esos años era su fundador, Marcial Maciel.

Lo anterior es el resultado de la investigación realizada por la agencia privada Praesidium Inc., que concluyó en octubre. En un comunicado, los Legionarios deploran y condenan los abusos del padre Martínez, “así como aquellas prácticas institucionales o personales que, en este caso, pudieron favorecer o propiciar cualquier forma de abuso o revictimización”.

RELACIONADO: Legionarios de Cristo investigan al padre Fernando Martínez por pederastia

También pidieron perdón por los “actos abusivos” del sacerdote cometidos “contra menores de edad y deploramos nuestros errores que han aumentado todavía más el dolor de las víctimas”, por lo que buscarán la reconciliación con las sobrevivientes.

El informe, dado a conocer por la oficina de comunicación internacional de los Legionarios, se produjo a raíz de la investigación encomendada a la agencia internacional Praesidium Inc. “para esclarecer las acusaciones presentadas, escuchar a las personas afectadas y evaluar la actuación de la congregación a lo largo de los años”.

“El resultado confirma que el padre Martínez al menos cometió abusos sexuales contra ocho menores de edad entre 1990 y 1993”.

“Con profundo dolor y vergüenza por los hechos ocurridos se presenta la cronología de los hechos, las deficiencias en la gestión de este caso a lo largo de las últimas décadas y las decisiones tomadas por el superior general”, manifestaron los Legionarios en el documento.

La Congregación “se compromete a buscar activamente la reconciliación con todas las víctimas de este caso, colaborar con las instancias civiles y eclesiales, que el padre Martínez no tenga ningún ministerio sacerdotal público y una formación adicional para que los superiores sepan atender a víctimas y denunciantes en el contexto de la aplicación de los estándares de ambientes seguros”.

Agradeció la colaboración de las víctimas y de todos los que han participado en la investigación “por su compromiso con la verdad y por aportar su testimonio para recorrer un camino de justicia, sanación y reparación”, así como a las instancias de la Iglesia “que en estos meses han sabido acoger y escuchar a las víctimas cuando han acudido a ellas y también a quienes han alzado la voz públicamente en las redes sociales y los medios de comunicación”.

Los Legionarios de Cristo reiteraron su compromiso de ofrecer ambientes y espacios seguros para los menores de edad y adultos vulnerables, con políticas estrictas de prevención y con protocolos de respuesta rápidos y justos ante cualquier denuncia, que incluyen siempre la colaboración con las autoridades civiles y eclesiástica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here