El arzobispo Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), consideró que ante la violencia e inseguridad “los demonios están desatados en México y la autoridad debe contener esta fuerza criminal”.

TE PUEDE INTERESAR: El Papa dona medio millón de dólares para apoyar a migrantes varados en México

Una preocupación del arzobispo Cabrera es la utilización de las redes sociales para incentivar la violencia. Por eso a los fervientes seguidores de éstas les envió un mensaje: “No le pongan más vinagre a los problemas que ya tiene nuestro país, porque un corazón amargado se convierte pronto en un corazón criminal”.

También llamó a las familias a limar las asperezas que tienen, “porque quien está mal hace daño a los que están a su alrededor. Es impresionante cómo el carácter y el temperamento de mucha gente está agrio, amargo y agresivo”.

Sobre el donativo de medio millón de dólares que el Papa Francisco envió a la Iglesia mexicana para atender a los migrantes, el arzobispo explicó que éste favorecerá a las diócesis de las fronteras norte y sur del país. Dio a conocer que los obispos le enviaron una carta de agradecimiento al Pontífice por esos recursos y posteriormente se le presentará un informe de cómo se distribuyó el donativo, que se otorgará para la atención inmediata de los migrantes.

Destacó que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador “tiene que buscar medidas responsables, humanitarias y respetuosas, sabiendo que debe equilibrar sus relaciones internacionales, especialmente en el norte del continente”.

Entrevistado después de su misa dominical en Monterrey, consideró que el ambiente social es agresivo contra todas las instituciones y entre éstas están las Iglesias. Recordó que el martes pasado se presentó el documental sobre los asesinatos de sacerdotes en México, y “en poco más de 10 años puntea negativamente” en ese tema.

Agregó: “Cuando se instiga demasiado contra una institución siempre habrá alguien que se lo tome muy a pecho y con coraje agreda a los demás, a las instituciones y a las personas”.

Sobre los intentos de linchamiento a dos presuntos delincuentes en Nuevo León esta semana, opinó que “esta es una alerta que hay que atender, es un foco rojo que se debe cuidar, porque donde hay agresividad y resentimientos vienen medidas extremas y a veces la población, sin encontrar respuestas, corre peligro de linchar a los que cometen los delitos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here