Con este homicidio se eleva a 22 el número de curas asesinados durante este sexenio.

l sacerdote Rubén Alcántara Díaz, vicario judicial de la diócesis de Izcalli, Estado de México, fue asesinado este miércoles en el interior del templo Nuestra Señora del Carmen, ubicado en la colonia Las Miras.

Según testigos, un hombre ingresó a la iglesia a la misa de las 19:00 horas y cuando vio al sacerdote, discutió con él, sacó un arma punzocortante, lo apuñaló en repetidas ocasiones y, después de verlo tirado en el suelo, huyó del lugar. Sólo se sabe que es un hombre alto, de edad avanzada.

Los feligreses presentes intentaron auxiliar al cura, pero éste ya se había desangrado. Luego dieron parte de los hechos a las autoridades de Cuautitlán Izcalli.

Alcántara Díaz era el vicario judicial de la diócesis (responsable de la nulidad de matrimonios) y también formador del seminario, un sacerdote querido entre la comunidad, la cual se dio cita en la iglesia para orar por él.

Con este homicidio se elevó a 22 el número de curas asesinados durante el actual sexenio, informó el padre Omar Sotelo del Centro Católico Multimedial, quien lleva el recuento de los homicidios de sacerdote en el país. Sotelo lamentó los hechos y que hayan ocurrido dentro de un templo, en una zona urbanizada; señaló que los asesinatos de sacerdotes y de ciudadanos continúan sin que las autoridades pongan freno a la violencia en el país, mientras los mexicanos claman justicia.

Por la noche, la diócesis de Izcalli emitió un comunicado en el que informó de los hechos y manifestó su “profunda pena” ante ellos, además de pedir a los feligreses estar unidos para rogar por el eterno descanso del sacerdote.

Diócesis de izcalli