Basílica de Guadalupe.
Basílica de Guadalupe. Foto: Jan Zatko.

“No se achicopalen y nada de ser collones, sean fuertes”, pidió Carlos Ruiz, integrante del cabildo guadalupano, a los chiapanecos que realizaron su peregrinación anual a la Basílica de Guadalupe encabezados por obispos de ese estado.

“Los chiapanecos somos gritones… Chiapas sigue siendo un estado muy rezagado, con muchas contradicciones: rico en personas, en cultura y en recursos, pero también tiene conflictos pendientes de resolver… Con el diálogo honesto de todas las partes se buscan alternativas… Los católicos tienen que hacerse presentes con un espíritu de justicia social, sin violencia. Y que brille Cristo en esas tierras de esperanza y de grandes dolores”, afirmó el anónigo.

Fabio Martínez Castilla, arzobispo de Tuxtla Gutiérrez; su auxiliar José Luis Mendoza; Rodrigo Aguilar, obispo de San Cristóbal de las Casas, y el emérito de esa diócesis, Felipe Arizmendi, llamaron a que se atienda a las comunidades que viven en pobreza y oraron para que a través del diálogo se superen los problemas de violencia que se viven en esa entidad.

En su homilía, Rodrigo Aguilar pidió a los fieles a afrontar con fe y esperanza las nuevas realidades que se manifiestan en nuestra sociedad, e hizo ver que el Proyecto Global que los obispos “hemos articulado, y ya se ha publicado hace unos cuantos días, respeta las particularidades de cada diócesis pero nos motiva a escucharnos y caminar juntos como provincia y como país”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here