La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) exhortó a los obispos y sacerdotes del país solicitar a sus feligreses que en las celebraciones religiosas se suspenda el saludo de mano con contacto físico durante la contingencia provocada por el coronavirus (Covid-19).

RELACIONADO: Arquidiócesis de Monterrey su suma a la lucha contra el coronavirus

Explicó que lo anterior no elimina el rito del saludo de la paz, sino que se evite el contacto directo interpersonal y éste se puede sustituir con una reverencia o un signo de voz.

También consideró muy conveniente que la Sagrada Comunión sea distribuida en la mano y no en la boca, según las normas de la Iglesia.

En un comunicado, la CEM expuso que con información proporcionada por la Secretaría de Salud, el coronavirus humano se transmite de una persona infectada a otras a través del aire, al toser y estornudar, al tocar o estrechar la mano de una persona enferma, o al tocar un objeto o superficie contaminada con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos antes de lavarse las manos.

Una de las medidas preventivas sugeridas es la suspensión de los saludos con contacto físico.

Por ello, ante esta realidad que está padeciendo el mundo, la Iglesia pide a todos que se le dé la seriedad que esto merece y estar atentos para prevenir y, de darse el caso, enfrentar esta enfermedad siguiendo las medidas recomendadas por la Dirección General de Promoción de la Salud.

Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel con base de alcohol al 70 por ciento.

Al toser o estornudar, cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo.

No tocarse la cara, la nariz, la boca y los ojos con las manos sucias.

Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en casas, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, etc.

Quedarse en casa cuando se tienen padecimientos respiratorios y acudir al médico si se presenta alguno de los síntomas (fiebre mayor a 38 °C, dolor de cabeza, dolor de garganta, escurrimiento nasal, etcétera) es muy importante no automedicarse.

Es importante puntualizar que solo a la CEM compete establecer, para todas las diócesis de la República Mexicana y con el reconocimiento de la Sede Apostólica, los gestos y las posturas de los fieles, entre ellos la forma de expresar el gesto de la paz.

En consecuencia, ningún otro puede lícitamente proponer un gesto alternativo para intercambiar el signo de la paz entre los fieles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here