Los acompañó Angélica Rivera de Peña, presidenta del DIF Nacional.

Niños del Hospital Infantil de México Federico Gómez, acompañados de Angélica Rivera de Peña, presidenta del Consejo Ciudadano del DIF Nacional, acudieron esta mañana a la audiencia pública del Papa Francisco, en la Plaza de San Pedro, y le trasmitieron su testimonio de recuperación.

Los pequeños le dijeron al Santo Padre que, inspirados por sus palabras y con la atención médica y terapéutica necesaria, algunos lograron tocar la campana del Hospital Infantil, símbolo de que superaron la enfermedad.

Durante el saludo, Rivera de Peña dijo al Sumo Pontífice que “nuestros niños y sus padres vienen a saludarlo y a dar su testimonio de la fuerza que usted les ha dado siempre, para salir adelante. Cada uno de ellos ha mejorado mucho con su tratamiento médico y hoy están aquí para agradecer el haber pintado a México de Luz”.

El Papa Francisco los felicitó muy cálidamente y agradeció la visita. Además, bendijo dos campanas que simbolizan fe, esperanza, ilusión, alegría y motivan a otros niños a salir adelante.

Propuesta de convenio de cooperación

Tras la audiencia papal, Rivera de Peña y los niños visitaron el Hospital Bambino Gesú, en Roma, donde se habló de establecer un convenio de cooperación enfocado al área oncológica, a la especialización de médicos y a la atención de los llamados casos humanitarios o de pacientes con padecimientos complejos.

Después de recorrer las instalaciones y convivir con los pacientes, la esposa del presidente Enrique Peña Nieto dijo a los presentes que “mis niños quieren darles este regalo (una de las campanas bendecidas por Francisco) muy especial, lleno de amor, alegría y esperanza.

“Nos acompañan Evelyn, Sebastián, Jazhiel y Ana Karen. Ellos son muy valientes, como todos ustedes, y hacen todo lo posible por recuperar su salud. Hace dos años el Papa Francisco visitó el Hospital Infantil en México. Con su amor y bendición, muchos niños se sintieron mucho mejor y quisieron venir a darle las gracias. Así que, con mucha ilusión, les cumplimos el hermoso deseo de su corazón. El Papa Francisco nos enseñó que el amor lo cura todo”.

Por su parte Jazhiel les pidió a los pequeños con cáncer que “nunca se rindan. Cuando nos visitó el Papa me sentí mejor gracias a toda la alegría y emoción que tenía”. Este mensaje contagió a los pacientes italianos, quienes desde hoy instauraron la tradición de tocar la campana en el hospital.

A la visita también acudieron la directora del Hospital, Mariella Enoc; el director del departamento de Oncohematología, Terapia celular y Genética, Franco Locatelli; el embajador de México ante la Santa Sede, Jaime del Arenal, y el director del Hospital Infantil Federico Gómez, José Alberto García Aranda.

Los pequeños también conocieron los Museos del Vaticano y la Capilla Sixtina.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here