Foto:Tomada del sitio Foursquare de la parroquia
Foto:Tomada del sitio Foursquare de la parroquia

Cada vez son más frecuentes estos robos, denuncia el obispo Faustino Armendáriz.

Este sábado fue profanada la Parroquia de San Rafael Guízar y Valencia, en la comunidad de Tlacote el Bajo, Querétaro, denunció el obispo de esa ciudad, Faustino Armendáriz, al señalar que cada vez más frecuente los robos a templos.

Al reprobar estos “actos sacrílegos”, el jerarca católico invitó a los fieles a realizar actos de desagravio. “Con mucha preocupación y profunda tristeza tengo el deber de comunicar y denunciar” que abrieron violentamente el Sagrario y robaron el relicario que contenía el Santísimo Sacramento para la adoración eucarística; se robaron la llave del Sagrario, el divino rostro de la Santa Cruz de los milagros, destruyeron el relicario que contenía la reliquia de San Rafael Guízar y Valencia y se robaron dos custodias para la exposición el Santísimo Sacramento”, precisó.

También se robaron otros objetos sagrados y las alcancías del templo. “Por desgracia este tipo de conductas reproblables se están haciendo más frecuentes en nuestra diócesis. Esto es un reflejo de una sociedad cada vez más secularizada y de la profunda descomposición del orden social en nuestro país”, manifestó.

“Este nuevo acto lastima nuestra sensibilidad religiosa. Por ello, como su pastor diocesano, pido a todos los sacerdotes que en cada una de las parroquias, templos y oratorios se realicen actos de desagravio y reparación, ya sea con la celebración de la Eucaristía o con la exposición prolongada del Santísimo Sacramento, con turnos de adoración por parte de los fieles” agregó.

A las autoridades responsables de velar por la seguridad y cuidado del Sagrario, las iglesias, templos y oratorios les pidió redoblar su esfuerzo en el cuidado y vigilancia. Mientras que a quienes cometen el delito, los llamó arrepentirse y a la conversión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here