El Papa Francisco aprobó este martes 22 de diciembre de 2020 el decreto que reconoce las virtudes heroicas del primer obispo de Michoacán Vasco de Quiroga (1470-1565), más conocido como “Tata Vasco”.

Cabe precisar que el reconocimiento de las virtudes heroicas de una persona se otorga el título de venerable; y eso se da después de una gran investigación, primero debió pasar el filtro de la historicidad, en donde los historiadores comprobaron qué Tata Vasco existió en el tiempo y en el lugar.

La categoría de venerable ratifica que un fallecido vivió las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad), las cardinales (fortaleza, prudencia, templanza y justicia) y todas las demás virtudes de manera heroica, es decir, extraordinaria.

Ser venerable consiste en el primer paso en el proceso oficial de la causa de los santos, antes de ser proclamado beato y luego santo. Para ello se requieren se compruebe milagros por su intercesión ..

¿Quién fue Vasco de Quiroga?

Nació en Madrigal de las Altas Torres, España alrededor de 1470, hijo de don vasco de Quiroga y doña María Alonso de la Cárcel.

Estudió humanidades y leyes en la Universidad de Valladolid, y. en 1520 terminó sus estudios de licenciado en Canon, actual Derecho Canónico y Civil, en la Universidad de Salamanca.

En enero 1530 fue enviado por la reina Isabel de Castilla a México como oidor de la corte, para representar al rey en esos territorios que recibían el nombre de Nueva España.

Su misión también implicaba el cuidado de las poblaciones indígenas y que estas fueran educadas.

En 1531 construyó un hospital en las afueras de la Ciudad de México- Santa Fe- para atender a enfermos y desamparados;

En 1535 Vasco de Quiroga tomó los hábitos como franciscano y a pesar de su reciente ingreso en la vida religiosa fray Juan de Zumárraga, entonces arzobispo de México, avaló en 1538 su nombramiento como primer Obispo de la Diócesis de Michoacán; tenía 68 años de edad.

Su gran trabajo social en la región hizo que los indios le tuvieran un gran aprecio y lo llamara Tata Vasco, que significa padre.

En su misión fundó también el hospital de San Nicolás de Tolentino, así como una red de pueblos y comunidades autosuficientes que actualmente todavía se encuentran en las zonas de Paracho, Quiroga, Tzintzuntzan, Santa Clara del Cobre y muchos otros lugares de Michoacán.

En 1555 asiste al Concilio Provincial y a la Junta de México para estudiar la turbulenta aplicación de las nuevas leyes de Indias encaminadas a mejorar la administración de la colonia. Diez años después murió en la Ciudad de Uruapan, tenía 95 años; sus restos descansan en la basílica de Nuestra Señora de la Salud en Pátzcuaro.

En su visita a Michoacán, en febrero de 2016 el papa Francisco lo recordó en un servicio religioso  “La realidad que vivían los indios Purépechas descritos por él como vendidos, vejados y vagabundos por los mercados, recogiendo las arrebañaduras tiradas por los suelos, lejos de llevarlo a la tentación y de la acedía de la resignación, movió su fe, movió su vida, movió su compasión y lo impulsó a realizar diversas propuestas que fuesen de “respiro” ante esta realidad tan paralizante e injusta”, señaló Francisco entonces…

Por cierto, en aquel servicio religioso, Francisco uso el báculo y el cáliz del “Tata Vasco” y lo recordó como “el español que se hizo indio”.

Enhorabuena!, y pronto veremos a Tata Vasco  en los altares…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here