En la columna El Cenote Sagrado del 11 e marzo de 2020: Agresores sexuales y sus registros; Los maestros y su “fina educación”; Los “neonazis”
En la columna El Cenote Sagrado del 11 e marzo de 2020: Agresores sexuales y sus registros; Los maestros y su “fina educación”; Los “neonazis”

Agresores sexuales y sus registros

Nos enteramos que hay una propuesta, bueno, ya dictamen de ley, donde se propone hacer una registro de agresores sexuales: nombre, nacionalidad, con foto y todo. Es cierto que a todos, además de incomodarnos, nos llena de rabia que algunas personas, sobre todo, hombres, hagan estas fechorías y en la mayoría de las veces queden impunes. Lo cierto es que son “enfermos” y como tales habría que tratarlos. Cuando cometen una agresión, pocas veces se denuncia y cuando se hace, para la víctima es un calvario y, muchas veces, hasta la humillación, poner la denuncia. A Dios gracias, hoy la mayoría de los ministerios públicos, para estos y otros casos de agresión a mujeres, son servidoras públicas las que llevan a cabo el trámite.  Es necesario, que a los agresores se les sancione con penas ejemplares para que así, otros que se vieran tentados a abusar de una mujer, lo piensen dos veces, antes de cometer cualquier agresión. Hacer justicia es lo correcto, pero más importante es buscar las causas que provocan estos crímenes horrendos. Muchos dicen que se debe al exceso de libertinaje y a los medios de comunicación porque cualquiera puede tener acceso a los contenidos de plataformas digitales donde se puede obtener todo tipo de información.

Sin embargo, pensamos que muchos problemas de estos se evitarían, si desde las familias hubiera una educación integral. Las políticas públicas que hoy tenemos, no ayudan mucho a ello. Parce que toda educación se centra en la equidad de género dejando fuera otras áreas fundamentales que ayudarían a evitar este tipo de agresiones que se han vuelto cotidianas.

TE PUEDE INTERESAR: La Santa Sede aumenta medidas de restricción para prevenir el coronavirus

Los maestros y su “fina educación”

No tenemos nada en contra del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Sabemos que hay muchos y buenos maestros ejemplares que dan su vida por ofrecer una buena educación a sus alumnos. Pero también se sabe que hay mucho otros maestros que están ahí sin motivación ni educación. Es una lástima. Nos enteramos que este sindicato nacional, el así llamado bueno, ahora sigue las prácticas de la CNTE, la así llamada Coordinadora… Lo que hacen es bloquear las vías férreas para impedir que circulen los trenes con mercancías y otros insumos para la industria, el comercio y la alimentación. Son millones en pérdidas y como diría Mausán: “nadie hace nada”. Parece que lo que piden estos maestros inconformes es un pase automático a una plaza. En todas partes del mundo existen exámenes  de colocación y valoración para acceder a una plaza , sea de la profesión que sea. Nos quejamos de la mala educación que reciben nuestros hijos en las escuelas, principalmente públicas, pero nos interesamos muy poco para que nuestros maestros tengan una educación de calidad. Planes van y planes vienen, pero lo que se ve es que cada vez salen menos preparados los estudiantes de las escuelas a las que asisten. Un país progresa, cuando la educación es de calidad.

TE PUEDE INTERESAR: Feministas atacan templos católicos

Los “neonazis”

En un país tan grande y con tantas ofertas de cosas, no nos damos cuenta de lo que ocurre a nuestro alrededor. Con motivo de la marcha del domingo pasado, un grupo de piadosos cristianos se apostó a un lado de las rejas de Catedral para rezar el rosario, teniendo como fondo unas mantas donde se hacía alusión al aborto como primer feminicidio. Esto indignó mucho a las marchistas y se hicieron de palabras y hasta de golpes. Pero lo que no nos habíamos dado cuenta es que detrás de estos grupos se escondían un grupo de jóvenes “neonazis”, como así se les conoce. Hay videos donde se muestra como agreden verbalmente a las marchistas y según nos cuentan, hasta golpes hubo entre ellos. Todos queremos paz y tranquilidad. De parte de los “piadosos” no necesitaban ponerse a rezar para defender la catedral  ya que había suficientes elementos de la policía para hacerlo; de parte de las “agresoras” marchistas, tampoco era necesario ponerse en plan de ataque. Sea lo que sea, y como ya lo comentamos ayer, la justicia debe ser pareja para todos. Cinco de los elementos piadosos fueron remitidos al Ministerio Público. Sin embargo, no sabemos que haya ningún detenido de parte de las “feminazis”, como así les llaman a las agresoras y vandálicas mujeres. No es justo. Pedimos que se haga justicia, sí, pero sea para todos por igual. Lo preocupante que comiencen a surgir grupos radicales que pueden desestabilizar hasta el mismo país. Las autoridades deben actuar de inmediato y parar todo tipo de violencia, de lo contrario, siempre imperará la ley del más fuerte con las consecuencias que esto puede acarrear.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here