Albert Einstein, el físico alemán cuya genialidad marcó el siglo XX, dijo alguna vez: “La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado y la imaginación circunda el mundo”.

TE PUEDE INTERESAR: Estudiantes mexicanos, a la conquista de Marte

Y sin duda, en cuanto a la imaginación los niños llevan la delantera. Para ellos lo mismo es preguntarse a qué distancia está una estrella, que cómo funciona un foco o el control remoto de la televisión.

Precisamente para fomentar esta curiosidad, que es el primer paso para acercarse a la ciencia, Josué Enríquez Zárate, doctor en ingeniería en diseño mecánico por la UNAM, creó en la zona del istmo de Tehuantepec la Academia de Arte, Ciencia y Tecnología para Niños (AACYTN).

El objetivo es impulsar desde temprana edad a los estudiantes no solo para acercarlos a la ciencia, sino para que cuando lleguen a preparatoria tengan en claro la carrera que van a elegir.

El académico, quien es candidato al Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, admite que a su academia acuden mayoritariamente niños, por lo que hizo hincapié en la importancia de que las familias apoyen también la participación de las mujeres.

Quienes asisten a los talleres que se imparten adquieren el conocimiento sobre lo que es una resistencia, un led, cómo se alimenta, cómo funciona o cómo falla, de tal forma que aprendan la teoría pero también la práctica.

De acuerdo con la página de internet de la AACYTN, tiene como misión “acercar el arte, la ciencia y la tecnología a niños y adolescentes oaxaqueños, a través de cursos, conferencias, concursos y visitas a centros de investigación en el país, que puedan encausarlos en estas ramas del saber humano.

“Asimismo, buscamos cubrir contenidos temáticos y potenciar habilidades en programas educativos a nivel básico y medio superior, que no se contemplan de manera formal en las instituciones educativas del país, acelerando la transferencia del conocimiento y de la tecnología”.

Destaca que cada uno de sus cursos integra “un conjunto de prácticas o experimentos diseñados específicamente para alcanzar el objetivo propuesto, son 60% prácticos y 40% teóricos, se complementan con videoconferencias periódicas que impartirán diversos investigadores y tienen un soporte pedagógico, el aprendizaje basado en problemas o en proyectos”.

Este año ha impartido cursos de domótica, robótica, ciencia básica, biotecnología y Java, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here