El Papa Francisco expresó su condena y compasión en un telegrama enviado a través del secretario de Estado, Pietro Parolín, un día después del ataque que acabó con la vida de cuatro personas y que causó 16 heridos en Estrasburgo, Francia.

TE PUEDE INTERESAR: El sexenio de Peña Nieto, el más violento para sacerdotes

Uno de los heridos, quien se encontraba en estado crítico, falleció tres días después por lo que son ya cuatro las víctimas mortales, según el último balance ofrecido por la fiscalía de París.

Además, de esta nueva víctima mortal uno de los lesionados críticos se encuentra en muerte cerebral; aún hay cuatro hospitalizados.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se encontraba reunido con un grupo de diputados en el Palacio del Elíseo cuando estalló el ataque y de inmediato ordenó un operativo.

La Asamblea Nacional expresó su solidaridad con las víctimas del tiroteo, mientras que los senadores guardaron un minuto de silencio.
¡Lamentable!

Son muchos ataques terroristas en Francia. Según El País, desde el atentado el 7 de enero de 2015 al semanario satírico Charlie Hebdo, en el cual murieron 12 personas, Francia ha sufrido más de una decena de ataques, los más mortíferos en ese año y 2016.

El Mercado de Navidad

Alrededor de las 20 horas un joven identificado como Cherif Chekatt entró con un arma automática y un cuchillo en el perímetro del Mercado de Navidad por el puente de Corbeau y se dirigió a la calle de Orfèvres. Desde ahí abrió fuego sobre la multitud gritando “allahu akbar” (“Alá es el más grande”), según los testimonios recogidos.

En su huida el agresor fue herido en un brazo por policías, pero logró escapar a bordo de un taxi, a quien pidió que le condujera al barrio de Neudorf. Tras bajar del taxi se cruzó con un grupo de agentes de policía con quienes mantuvo un tiroteo.

La policía identificó al autor de los disparos y se lanzó un fuerte operativo para su captura; en la operación de busca participaron medios aéreos y las brigadas de intervención del RAID, BRI y los militares de la operación Sentinelle.

Se abrió una investigación por asesinato y tentativa de asesinato en relación con un grupo terrorista, así como por asociación terrorista criminal de malhechores..

“El terrorismo ha golpeado de nuevo nuestro territorio, recordándonos de manera dramática que la amenaza sigue siendo real”, dijo el fiscal antiterrorista Rémi Heitzn en rueda de prensa.

Dos días después de su búsqueda, la policía mató al presunto autor del ataque terrorista quien fue abatido en el barrio de Neudorf, donde se había refugiado tras el ataque. Los agentes franceses cercaron al sospechoso en un almacén en el que estaba atrincherado.

Chekatt opuso resistencia a su detención, informó el diario Le Figaro. “[Chekatt] fue interpelado por tres agentes, se dio la vuelta haciendo frente a los policías y disparando contra ellos”, relató el ministro del Interior, Christophe Castaner, ante periodistas.

Poco después, el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS, por sus siglas en inglés), a través de su agencia de noticias Amaq, dijo que Chekatt era un “soldado del califato”.

Hay que investigar…

Sube nivel de vigilancia

Por lo pronto se incrementó en Francia el nivel de vigilancia por amenaza terrorista. Pasó de “urgencia de atentado” al de “seguridad reforzada” en que se encontraba antes del ataque del martes 11 de diciembre.

No queda más que solidarizarnos con los familiares de la víctimas; no conocemos sus nombres pero sabemos que son hombres y mujeres inocentes; uno de ellos es periodista, otro es un jubilado, un mecánico de origen afgano y un turista tailandés.

¿Los actos del martes tendrán relación con el ataque antisemita?

Según la agencia AP, el viernes 14 se llevó a cabo una ceremonia en un cementerio judío en el este de Francia en el que 37 tumbas y un monumento a las víctimas del Holocausto nazi fueron profanadas con esvásticas.

El ministro del Interior Christophe Castaner estuvo entre los participantes en la ceremonia en el cementerio Herrlisheim, cerca de la ciudad de Estrasburgo, para denunciar el antisemitismo y recordar a las víctimas del Holocausto.

La profanación fue descubierta el martes 11 de diciembre, horas antes de que un hombre abriera fuego en el mercado navideño en Estrasburgo.

El mes pasado, el gobierno francés expresó alarma por un aumento en los actos antisemitas este año en el país, donde vive la mayor población judía de Europa.

¿Quién era Cherif Chekatt?

Un francés, originario de Estrasburgo, de 29 años, quien había sido condenado 27 veces por delitos de robo y agresiones en Francia, Alemania y Suiza. Fue considerado por la policía como una posible amenaza extremista. En efecto, el criminal tenía una “ficha S” policial, que identifica la personas radicalizadas que supone un riesgo para la seguridad del Estado. En Francia hay 20 mil personas con esa calificación.

Se convirtió al Islam mientras estaba en prisión, según las autoridades.

Telegrama del Papa Francisco

A su excelencia monseñor Luc RAVEL, C R S V

Arzobispo de Estrasburgo

Con tristeza y preocupación, el Papa Francisco recibió la noticia del ataque que tuvo lugar anoche en el mercado navideño de Estrasburgo, que causó varias víctimas. El Santo Padre nuevamente expresa su firme condena de tales actos.

Muestra su compasión especialmente a las familias afectadas y a todos los afectados por este ataque, asegurándoles su oración. Mientras confía a los fallecidos a la misericordia de Dios, el Santo Padre tiene un pensamiento especial para los profesionales y los voluntarios que cuidan de los heridos.

Como promesa de consuelo, él implora la abundancia de bendiciones divinas para las víctimas, para quienes las asisten y para todos los franceses.

Cardenal Pietro Parolín

Secretario de Estado

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here