Veladoras, Rafael Saldaña, Flickr, CC 2.0
Veladoras, Rafael Saldaña, Flickr, CC 2.0

El sexenio de Enrique Peña Nieto fue el más violento contra sacerdotes, pues en esos seis años hubo 26 asesinados y dos aún se encuentran desaparecidos, informó el Centro Católico Multimedial (CCM).

Al dar a conocer su reporte anual de 2018, precisó que la Ciudad de México, Guerrero y Michoacán fueron las entidades más violentas para ejercer el sacerdocio.
Consideró que a esos religiosos se les asesina porque son “elementos de estabilización” en zonas pobres dominadas por el crimen organizado.

El CCM abundó que en el registro de 1990-2018 de atentados y agresiones se tienen como víctimas a un cardenal, 53 sacerdotes, un diácono, cuatro religiosos, nueve laicos y una periodista católica, con lo que en total son 73 atentados contra integrantes de la Iglesia Católica, de los cuales 68 fueron crímenes arteros.

TE PUEDE INTERESAR: Exhorta Aguiar Retes a desterrar el odio y la violencia de la sociedad mexicana

Expuso que tras varios años de análisis, su Unidad de Investigación detectó que quienes atentan contra sacerdotes y religiosos buscan limitar las actividades del trabajo pastoral de la Iglesia en México, la cual tiene su acción en campos donde difícilmente llegan otras entidades civiles, políticas o gubernamentales, como la de dar refugio y consuelo, trabajar por los derechos humanos y ser portadora de la verdad a favor de valores universales.

Los crímenes contra sacerdotes “no son propiamente de persecución religiosa por odio a la fe; en la mayor parte de casos hay rasgos de una nueva forma de hostigar violentamente la acción pastoral de sus agentes evangelizadores; cuando se agrede, desaparece o ejecuta a un sacerdote, se introduce un elemento de desestabilización social, dando lugar al crecimiento del temor, de la impunidad y la violencia en diversas entidades del país”, consideró.

Paz, la gran ausente

En el sexenio 2012-2018, la paz fue la gran ausente en muchas regiones y localidades del país. Para el sacerdocio católico en México ha sido una tragedia. Estos religiosos son más vulnerables a diversos ataques como lo muestra la creciente ola de agresión, asesinatos y desapariciones ocurridos bajo la mirada indiferente de autoridades en todo el país, reprochó el CCM.

De acuerdo con el reporte, las entidades con mayor número de homicidios contra sacerdotes y agentes de evangelización son: Ciudad de México (10), Guerrero (10), Veracruz (8); Chihuahua (7) y Michoacán (7).

Estados más violentos contra sacerdotes sexenio 2012-2018. Fuente: CCM
Estados más violentos contra sacerdotes sexenio 2012-2018. Fuente: CCM

Las causas para asesinar a un sacerdote son diversas, pero pueden encuadrar en la siguiente lista:

Actividades propias del ejercicio pastoral cuando ministros y agentes de evangelización son “elementos de estabilización” ante la grave descomposición de zonas particularmente pobres.

Circunstancias de la violencia que hacen de sacerdotes y agentes de evangelización un “blanco fácil” para las actividades criminales: vida solitaria, atención pastoral sin condición a cualquier persona sin tener medidas de seguridad; falsas realidades como creer que las parroquias, casas curales o episcopales resguardan millonarias riquezas materiales, omisiones de las víctimas en cuanto al cuidado personal en el uso de los recursos propios o de la Iglesia y la incapacidad para aplicar los protocolos de resguardo de objetos de arte sacro en depósito de los templos que son atractivos para los traficantes de este patrimonio.

Recomendaciones

Derivado del análisis de los casos y del seguimiento de las agresiones y asesinatos cometidos contra clérigos y agentes de evangelización, el CCM recomendó implementar mecanismos en las arquidiócesis y diócesis afectadas, a fin de dar seguimiento puntual a cada uno de los casos desde el inicio de las investigaciones hasta las sentencias.

También conocer el estado de los procesos judiciales y administrativos en los que se tenga un interés como interviniente, ya que es un derecho que no puede ser negado.

Propiciar acercamientos con organismos defensores de los derechos humanos para exponer y analizar la situación de los derechos fundamentales de sacerdotes y agentes de evangelización en el Estado laico.

Proseguir con las capacitaciones en torno al conocimiento y aplicación de los Protocolos Básicos de Seguridad Eclesial: Personal y de Recintos Religiosos emitidos por la Conferencia del Episcopado Mexicano y su revisión periódica, además de la evaluación de resultados en cuanto a su efectividad y potenciales modificaciones de acuerdo con la experiencia de párrocos y comunidades.

Crear un plan estratégico para reunir la información sobre ataques y agresiones cometidos en contra del patrimonio nacional y eclesiástico. De forma coordinada con el Consejo de la Presidencia de la CEM, arzobispos, obispos y responsables jurídicos de las asociaciones religiosas pueden otorgar cualquier información de delito menor o alto impacto contra el patrimonio nacional y eclesiástico para la creación de un censo real al respecto.

Esto otorgaría elementos objetivos sobre las problemáticas específicas en cada templo y parroquia de las provincias eclesiásticas de México.

Procurar la atención pastoral cercana de los familiares de sacerdotes asesinados a través de la escucha y acompañamiento espiritual. La Iglesia no sólo ha perdido a un sacerdote, una familia también sufre la ausencia de un hijo arrebatado por la violencia.

Evaluar la pertinencia para tejer lazos de colaboración con otras Iglesias que han sufrido la misma situación cuando pastores y ministros evangélicos han sido asesinados. Uno de los objetivos es reunir información real y objetiva sobre las dimensiones del problema de agresiones contra sacerdotes, agentes de evangelización, pastores y ministros.

Las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía

Tasa de delitos por tipo. Fuente: INEGI
Tasa de delitos por tipo. Fuente: INEGI
Delitos frecuentes por entidad federativa. Fuente: INEGI
Delitos frecuentes por entidad federativa. Fuente: INEGI
tasa de homicidio según INEGI y SESNSP, 1997-2018. Fuente: INEGI y SESNSP
tasa de homicidio según INEGI y SESNSP, 1997-2018. Fuente: INEGI y SESNSP

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here