En la conferencia mañanera en Palacio Nacional del jueves 8 de octubre de 2020, el reportero pregunta al presidente López Obrador su opinión sobre la encíclica papal llamada Fratelli Tutti.

Dice el reportero amigo “poca atención le dimos el lunes 5 de octubre a la encíclica de 70 páginas, que es la forma de enseñanza papal. Ahí el papa Francisco describió la visión del mundo pospandémico y considera que las políticas neoliberales de mercado del capitalismo no pueden resolver las necesidades más graves de la humanidad.

Cito textual, dice: ‘Por mucho que se nos pida que creamos en este dogma de fe neoliberal, no tienen ya solución, no tienen respuesta a la economía’. Presidente, coincide mucho con lo que usted nos ha dicho del modelo neoliberal, en donde usted ha dicho que es antipopular, entreguista, ha fracasado, ineficiente.

Mi pregunta, señor presidente: ¿el modelo generó miseria abajo, generó miserables abajo, pero también generó miserables arriba?

La respuesta del presidente fue hablar del modelo neoliberal señalando que coincide con lo escrito de Jorge Mario Begoglio: “me gusta mucho que el papa Francisco hable sobre estos temas. Ese discurso, esas homilías del papa Francisco han significado, en sí mismas, una renovación en la Iglesia católica, porque aun cuando todas las religiones deben poner en el centro el humanismo, en muchos casos se olvida y se desvía la misión pastoral hacia otras concepciones…”

El papa Francisco- agregó AMLO-, además de ser un extraordinario dirigente religioso, es un buen jefe de Estado, de los mejores papas que ha habido en la historia de la Iglesia. Y en cuanto a la relación con México, ha sido muy buena relación, porque por lo general, en los momentos de transformación, los papas no han estado a favor del pueblo de México.”.

Y aprovechó AMLO para darnos clases de historia como lo hace cada mañana.

¿Ex comunión?

Acto seguido el presidente habló de nuevo de la excomunión de Hidalgo y a Morelos “está el debate si los excomulgaron o no, pero son los padres de nuestra patria, dos sacerdotes extraordinarios que dieron su vida por la independencia de México.”, dijo.

Dijo más cosas, para concluir que Francisco es un papa distinto de los demás, y aprovechó el viaje para darles un consejo a los obispos de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) que dirige Mons. Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey.:  “Ojalá y cuando menos la jerarquía siga su ejemplo, yo no escucho que aquí se hable como lo hace el papa“.

Les dijo a reporteros ¿Escuchan ustedes en la jerarquía que se hable de neoliberalismo y se cuestione al neoliberalismo como lo hace el papa?, o a lo mejor yo no tengo información suficiente”.

Concluyó diciendo que su gobierno es respetuoso de todas las religiones, y que hay buena relación con las iglesias; al grado de que no han tenido ninguna confrontación con las iglesias.

Dos precisiones al presidente, con todo respeto.

i) En primer lugar, el tema de la ex comunión de Hidalgo y Morelos es un asunto cerrado, es la enésima vez que se lo escuchamos. Incluso una vez hasta pidió que la Santa Sede pida perdón a México por “la llamada conquista se hizo con la espada y con la cruz”. Para la Sana Sede es un asunto cerrado, el papa Francisco pidió perdón en 2015 por la conquista en Bolivia, pero el presidente exigió que “lo haga también en México”.

Por otro lado, el padre de la Patria murió dentro de la iglesia católica. Poco antes de ser fusilado el 30 de julio de 1811 y luego de su degradación sacerdotal, Hidalgo recibió la confesión, la absolución y la comunión para morir en paz, y tuvo cristiana sepultura. Su cuerpo decapitado fue recogido por padres franciscanos del convento de San Francisco, cercano al Real Hospital Militar, el mismo día del fusilamiento; ahí lo velaron y sepultaron al día siguiente frente al altar de la capilla de San Antonio de dicho convento.

Debe saber que el cuerpo de una persona ex comulgada no podía ser enterrado en terreno sagrado, como se hizo con Hidalgo; tampoco podría haber sido objeto, como lo fueron los restos mortales de este caudillo, de honras fúnebres, de responsos y de misas celebrados en varias iglesias hasta llegar a. la catedral de México en 1923; su cuerpo al igual que el de Morelos fueron depositado con honores y responsos, al pie del Altar de los Reyes .

Es decir, la excomunión de Hidalgo no fue un hecho consumado, ya que la facultad de excomulgar está reservada solamente a los obispos consagrados y Abad y Queipo era obispo electo.

El canónigo Mariano Escandón y Llera, levantó la excomunión a Hidalgo, pero, igual que Abad y Queipo, Escandón no tenía facultades para hacerlo.

En 1985, al celebrarse el 175 aniversario del inicio de la independencia, el eminentísimo cardenal Ernesto Corripio Ahumada, entonces arzobispo Primado de México, declaró que la excomunión en contra de Hidalgo nunca había tenido validez e hizo un reconocimiento a los primeros caudillos insurgentes. Años después lo expresado por Corripio fue confirmado por Gustavo Watson Marrón, director del Archivo Histórico del Arzobispado y de la Basílica de Guadalupe.

Podría pedirle una copia el cardenal Carlos Aguiar Retes, pero que ya no siga con ese asunto.

ii)) Y por otro lado, creo que el presidente no ha leído completa la encíclica papal, ya que si bien es cierto el papa Francisco crítica al neoliberalismo al decir que “se trata de un pensamiento pobre, repetitivo, que propone siempre las mismas recetas frente a cualquier desafío que se presente”, también hace una crítica a los gobiernos populistas…”El servicio que prestan, aglutinando y conduciendo, puede ser la base para un proyecto duradero de transformación y crecimiento, que implica también la capacidad de ceder lugar a otros en pos del bien común. Pero deriva en insano populismo cuando se convierte en la habilidad de alguien para cautivar en orden a instrumentalizar políticamente la cultura del pueblo, con cualquier signo ideológico, al servicio de su proyecto personal y de su perpetuación en el poder. Otras veces busca sumar popularidad exacerbando las inclinaciones más bajas y egoístas de algunos sectores de la población. Esto se agrava cuando se convierte, con formas groseras o sutiles, en un avasallamiento de las instituciones y de la legalidad.” …

Compartimos la encíclica completa misma que está dividida en ocho capítulos y 287 párrafos en 84 páginas y 288 citas al pie de página de otros documentos suyos y de sus predecesores; en ella Francisco desarrolla los grandes temas planteados en documento de Abu Dhabi sobre hermandad. Y retoma las grandes preocupaciones de su pontificado, marcado por la atención a los pobres, los refugiados y los migrantes; su denuncia del “escándalo del hambre”, sus fuertes críticas a un sistema económico que mata, excluye y descarta; su rechazo de las guerras y a la pena de muerte; su llamado a tierra, techo y trabajo para todos, a una “buena política”, a una cultura del diálogo y del encuentro, y a una urgente reforma de la ONU.

VÉASE: CARTA ENCÍCLICA FRATELLI TUTTI DEL SANTO PADRE FRANCISCO SOBRE LA FRATERNIDAD Y LA AMISTAD SOCIAL

PD: El presidente exageró. al decir que los obispos de México no siguen las expresiones del papa Francisco; quizá la CEM le mande un carta, ojala sea abierta..

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here