En un video mensaje difundido este 16 de junio, el Papa Francisco asegura a los marineros y pescadores que su trabajo, en estos “tiempos difíciles para el mundo porque nos enfrentamos al sufrimiento causado por el coronavirus”, se ha vuelto “aún más importante para proveer a la gran familia humana de alimentos y otros géneros de primera necesidad”.

Les recuerda que  “no están solos” y que reza por ellos siempre: “su trabajo, el mar, a menudo se mantiene alejado, pero están presentes en mis oraciones y pensamientos, así como en los de los capellanes y voluntarios de la Stella Maris”.

Queridos hermanos y hermanas:

Estos son tiempos difíciles para el mundo porque nos enfrentamos al sufrimiento causado por el coronavirus. Vuestro trabajo como marineros y pescadores se ha vuelto aún más importante, para proveer a la gran familia humana de alimentos y otros géneros de primera necesidad. Os estamos agradecidos. También porque sois una categoría muy expuesta. En los últimos meses vuestra vida y vuestro trabajo han cambiado considerablemente y os habéis enfrentado —y todavía os enfrentáis— a muchos sacrificios, a largos períodos de alejamiento a bordo de los barcos sin poder bajar a tierra. La lejanía de la familia, los amigos y el propio país, el miedo al contagio, todos estos elementos son una pesada carga de llevar, ahora más que nunca.

Me gustaría deciros: sabed que no estáis solos y que no estáis olvidados.

Vuestro trabajo en el mar a menudo os mantiene alejados, pero estáis presentes en mi oración y en mi mente, así como en la de los capellanes y voluntarios de “Stella Maris”.

El mismo Evangelio nos lo recuerda cuando nos habla de Jesús con sus primeros discípulos, que eran todos pescadores, como vosotros. Hoy deseo enviaros un mensaje y una oración de esperanza, una oración de alivio y de consuelo contra toda adversidad. Al mismo tiempo, animo también a todos los que trabajan con vosotros en el apostolado del mar.

Que el Señor bendiga a cada uno de vosotros, bendiga vuestro trabajo y a vuestras familias; y que la Virgen María, Estrella del Mar, os proteja siempre.

Yo también os bendigo y rezo por vosotros.

Y vosotros, por favor, no os olvidéis de rezar por mí. Gracias.

Francisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here