Participantes de la Reunión Presinodal para la preparación de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos.

Los jóvenes participantes en la reunión de preparación para la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que se llevará a cabo en octubre de este año y estará dedicada a la juventud, entregaron al Papa Francisco sus conclusiones al finalizar la misa del Domingo de Ramos y antes del Angelus y de la Jornada Mundial de la Juventud 2018 (a nivel diocesano).

El documento es una especie de “radiografía” de lo que piensan, viven y esperan sobre los tres temas del sínodo: los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional. En este encuentro (realizado en Roma del 19 al 24 de marzo) estuvieron presentes 305 jóvenes en directo y 15 mil mediante las redes sociales.

El joven panameño Yithzak González entregó en la Plaza de San Pedro el documento conclusivo de la reunión presinodal. González, quien es secretario nacional de la Pastoral Juvenil panameña, dijo ante el Pontífice y los miles de feligreses que portaban sus ramos que “en este documento le entregamos más que palabras nuestra vida, y los anhelos más profundos de nuestros corazones, esperanzados en que la Iglesia siga escuchando la voz de la juventud. Deseamos que estos aportes iluminen el trabajo de todos nuestros obispos y de todo el pueblo de Dios en este proceso sinodal”.

Aquí sus palabras.

Luego se acercó al Papa, quien lo recibió en un emotivo abrazo, lo mismo hicieron los demás jóvenes que lo acompañaban; incluso tomaron y besaron la mano al líder religioso y tomaron una selfie grupal. Francisco se prestó, estaba de buen humor.

Francisco saludó con afecto también a la comunidad peruana en Roma, haciendo alusión a su viaje en enero pasado. Después se volvió hacia los jóvenes en este Día Mundial de la Juventud, que tuvo lugar hoy “a nivel diocesano”, y lo consideró “una etapa importante en el camino hacia el Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento, lo mismo que sobre el camino de la preparación del día internacional que se realizará en Panamá en enero de 2019”.

El Papa confió estos dos eventos y su preparación a la Virgen María, “a quien Dios escogió como madre de su hijo… Ella camina con nosotros y guía a las nuevas generaciones en su peregrinaje de fe y fraternidad”. Agregó “que María nos ayude a todos a vivir bien la Semana Santa. De ella, aprendamos el silencio interior, la mirada del corazón, la fe amorosa para seguir a Jesús en el camino de la cruz, que conduce a la luz gozosa de la resurrección”.

Antes del Angelous, Francisco agradeció el cardenal Lorenzo Baldisseri, al Obispo Fabene, a toda la Secretaría del Sínodo y a todos sus. Después subió al papamóvil blanco descubierto para hacer un recorrido por la plaza y saludar a la asamblea, que estalló en ovaciones a su paso. La celebración duró dos horas y media. La gran maratón litúrgica de Pascua ha comenzado. Una prueba espiritual y física para un Papa de 81 años que comienza su sexto año de su pontificado.

Un día antes se presentó a los medios el documento de la Reunión Presinodal para la preparación de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos.

El documento fue presentado en Roma la mañana del sábado 24 de marzo de 2018, por el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del sínodo, Nathalie Becquart, y tres jóvenes: Laphidil Twumasi, Italiano y ganés; Percival Holt, indio; y Briana Santiago, de Texas, EU.

La traducción no oficial del documento final de la reunión juvenil presinodal se puede leer aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here