La Santa Sede retiró la inmunidad diplomática al nuncio apostólico en Francia, Luigi Ventura, investigado por presuntas agresiones sexuales, confirmó este lunes 8 de julio el Ministerio de Exteriores de Francia.

TE PODRÍA INTERESAR: Al confesarse, el penitente está obligado a no repetir su crimen o pecado: cardenal Piacenza

La Fiscalía francesa solicitó en marzo pasado que se le retirara la inmunidad diplomática al nuncio y su petición se tramitó a través de los ministerios de Justicia y de Exteriores, que hizo la comunicación final a la Santa Sede.

“El Ministerio de Europa y de Asuntos Europeos, que había transmitido a la Santa Sede la petición (…) ha recibido la confirmación de su renuncia a la inmunidad debido al procedimiento al que se enfrenta”, indicó un portavoz de Exteriores en un comunicado. Así fue.

En una declaración publicada en italiano y francés, el vocero papal del Vaticano declaró estar “en condiciones de confirmar que la Santa Sede renuncia a la inmunidad de jurisdicción de que goza el Nuncio Apostólico en Francia, monseñor Luigi Ventura, en virtud de la Convención de Viena de 18 de abril de 1961 sobre Relaciones Diplomáticas, en el contexto de los procedimientos penales que le conciernen”.

“Se trata de una medida extraordinaria que confirma la voluntad expresada por el propio nuncio desde el principio de este caso de cooperar plena y espontáneamente con las autoridades judiciales francesas competentes. La decisión de la Santa Sede fue comunicada oficialmente a las autoridades francesas la semana pasada”, concluyó el vocero.

¿De qué se trata este asunto?

El pasado 15 de febrero la prensa francesa informó que Luigi Ventura estaba siendo investigado por presunto abuso sexual contra un joven que trabaja en el ayuntamiento de París.

La noticia de la denuncia surgió a pocos días de que los presidentes de las conferencias episcopales del mundo se reunieran en el Vaticano con el Papa Francisco para abordar el escándalo de los abusos sexuales en la Iglesia.

Según indicó el diario francés Le Monde, los hechos ocurrieron el 17 de enero en el ayuntamiento de París durante la tradicional recepción de la alcaldesa, Anne Hidalgo, para las felicitaciones del año nuevo a las autoridades civiles, diplomáticas y religiosas.

El diario indicó que la alcaldía de París hizo la denuncia el 23 de enero basándose en el artículo 40 del código de procedimiento penal, que señala que cualquier autoridad, oficial público o funcionario conocedor de un delito debe denunciar y transmitir la información al Ministerio Público.

La fiscal de París, Rémy Heitz, abrió una investigación “por agresión sexual”, y la queja llegó a la Santa Sede por la vía diplomática.

El asunto creció, y la semana pasada —el 3 de julio—, la víctima se reunió con el jesuita alemán Hans Zollner, miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores y el presidente del Centro para la Protección de los Niños de la Pontificia Universidad Gregoriana.

Matthieu de La Souchère declaró que había sido recibido durante media hora y que se había decidido presentar una nueva denuncia ante los tribunales eclesiásticos: reiteró en esa ocasión que deseaba renunciar a la inmunidad diplomática del obispo Ventura, como ocurrió este lunes 8 de julio.

El nuncio representa a la Santa Sede en París desde el año 2009, fue nombrado por Benedicto XVI.

Esta acción inédita muestra la cero tolerancia del Papa Francisco ante casos de pederastia, aunque debemos decir que el Nuncio goza de la presunción de inocencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here