Foto:Secretaria de Cultura de Campeche

Para el público infantil habrá talleres de escritura, tarjetas de repujado y títeres.

“Hay en la experiencia de leer una felicidad y libertad que resultan adictivas”, afirmó el poeta mexicano José Emilio Pacheco, ganador del Premio Cervantes.

Sin duda, los espacios propicios para ir en busca de esa experiencia son las reuniones que la industria editorial realiza cada año, y en México una de las más importantes (quizá solo detrás de la que se realiza en Guadalajara) es la Feria Internacional del Libro (FIL) del Palacio de Minería, que tendrá lugar del 22 de febrero al 5 de marzo.

Organizada por la UNAM, la FIL es un festival cultural cuyo objetivo principal es generar lectores, pero no sólo a través de la venta de libros, sino también con conferencias en las que se pueda interactuar con los autores.

Si bien la literatura es el centro principal de atracción, durante los 12 días de la feria, que en este 2018 celebra ya sus 39 años, habrán de presentarse obras de disciplinas tan diversas como biología, matemáticas, sociología, política, historia y, por supuesto, religión.

Por ejemplo, el mismo día de la inauguración se tiene programada la presentación de 300 años: masonerías y masones, una colección de cinco tomos compendiada por Rogelio Aragón y Ricardo Martínez Esquivel, miembros de la revista de estudios históricos sobre esa religión en Latinoamérica y el Caribe.

También será presentado el libro Fe como opción. El futuro posible del cristianismo, del sociólogo y filósofo alemán Hans Joas, acto que contará con la participación de Roberto Blancarte, experto en temas de teología.

Pero la FIL también se distingue por ser un espacio para el análisis, las actividades lúdicas, los recitales y las lecturas.

Así, se prevé atraer al público joven mediante mesas redondas sobre los cómics, en las que los historietistas debatirán si ese sector además de ser un arte es una industria que vende en México.

Habrá también una conferencia titulada ¿Quién era el tal Rius?, en la que participarán Ricardo Sánchez Riancho, fundador de la editorial Textofilia; el coleccionista Andrés Blaisten y el historietista Bernardo Fernández.

Quienes gusten de la gastronomía encontrarán una opción en La ruta de la garnacha, un directorio elaborado por Lalo Villar, cuya intención es orientar al público para elegir dónde ir a comer, beber y “postrear” de manera tradicional en todo el país.

Habrá también para el público infantil talleres de escritura, tarjetas de repujado y títeres de dedo.

Hay más de 800 autores apuntados para participar en la FIL, como Julio Patán, Alejandro Rosas, Vicente Quirarte, Juan Villoro, Maruan Soto Antaki, Benito Taibo y Alberto Chimal.

Como cada año, la feria cuenta con un estado invitado, que en esta ocasión es Campeche.

Esta 39 edición de la FIL estará abierta de lunes a viernes, de las 11:00 a las 21:00 horas (el costo de entrada es de 15 pesos); los sábados y domingos, de las 10:00 a las 21:00 horas (a pagar 20 pesos el boleto). La entrada será gratuita para niños de seis años y personas con capacidades diferentes.

Quienes asistan podrían coincidir también con el escritor estadunidense de literatura infantil Jean Fritz, quien asegura: “Desde que descubrí los libros y las bibliotecas, para mí cada día del año es Navidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here