Twitter Notimex

El Presidente Enrique Peña Nieto inauguró la noche de este lunes 18 de junio la exposición “Vaticano: de San Pedro a Francisco”, que tiene lugar en el Antiguo Colegio de San Ildefonso.

TE PUEDE INTERESAR: Bailarín Isaac Hernández hace historia, es el primer mexicano en ganar el Prix Benois de la Danse

El mandatario destacó que la exposición se da en el contexto de los 25 años del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre México y el Vaticano. En este tiempo, señaló, “nos confirmamos como un Estado laico, que respeta la libertad de expresión, la libertad religiosa; que respeta la libertad de credo y que no la combate. Esto es lo que caracteriza a un Estado laico y México reafirmó esta condición”.

Desde entonces, recordó, “México ha celebrado la visita que en siete ocasiones hicieran los jefes del Estado Vaticano, los Papas, a nuestro país… (ello vino a reafirmar) esta relación de respeto, de cordialidad que priva entre el Estado Vaticano y el Estado mexicano”.

https://twitter.com/PresidenciaMX/status/1008874919197855744

Puntualizó que las obras que integran esta exposición “no están dirigidas para ser observadas y apreciadas sólo por la feligresía católica, sino por todos los mexicanos”. Se trata dijo, de obras en las que habremos de apreciar 2 mil años de historia. “No se entendería la historia del mundo, particularmente occidental, sin la participación, sin la presencia, sin el impacto y sin lo alcanzado por el Estado Vaticano, por la religión católica en todo el mundo y, de manera muy especial, en nuestro país”, agregó.

El presidente Peña subrayó los esfuerzos de su esposa, Angélica Rivera, por ser “promotora incansable para que esta obra se presente en nuestro país” y a Jean-Louis Brugués, delegado oficial de la Santa Sede “por la disposición de Su Santidad, el Papa Francisco, para que esta obra venga a nuestro país”.

Por ello pidió al representante de la Santa Sede transmitir al Papa “nuestro agradecimiento por prestarnos un poquito de la obra cultural del Vaticano, por permitirnos exponerla para todo el pueblo mexicano”.

En su oportunidad, monseñor Jean-Louis Brugués afirmó que las relaciones entre México y el Vaticano son “de diálogo y encuentro que, auguramos, seguirán dando frutos de concordia y cooperación mutua para el servicio y el bien común de todos los mexicanos”.

Apuntó que uno de los objetivos de la exposición es ofrecer al pueblo mexicano, católicos o no, la posibilidad de adentrarse en el conocimiento de al menos una parte del rico patrimonio de la Iglesia Católica.

Consideró que el visitante de la exposición, admirando el rico material que se expone, podrá sensiblemente adentrarse en algunos de los grandes y memorables momentos eclesiales de San Pedro a Francisco, que para siempre quedarán en el recuerdo y en la historia de la Iglesia y de la misma humanidad.

La secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, afirmó que bajo el liderazgo del presidente Peña, “México fortalece y reafirma una política cultural de Estado que fomenta el desarrollo, el respeto y el ejercicio de los derechos humanos”.

Señaló que la exposición es un vínculo de respeto y acuerdo que privilegia la voluntad del gobierno que encabeza el presidente Peña por estrechar los lazos de unión y amistad con el Estado Vaticano y que se fortalecen con el diálogo a través de la cultura”.

“Este abrazo de amistad se expresa de múltiples maneras, una de ellas es que nos permite recibir en México un recorrido por 2 mil años de historia y de arte que han nutrido las civilizaciones y las culturas del mundo”, enfatizó.

En el acto, José Ramón Amieva Gálvez, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, expresó al Primer Mandatario su agradecimiento por la disposición de la Secretaría de Cultura federal para atender todos los inmuebles catalogados que fueron afectados por el reciente sismo del 19 de septiembre”.

Resaltó que la exposición “tiene un significado, una trascendencia muy importante para la Ciudad de México. Primero que nada por el sitio en el que estamos: San Ildefonso, que se ha convertido en un punto de reunión, un punto social”, en donde no solamente quienes habitamos esta ciudad, sino quienes diariamente nos visitan, pueden apreciar el arte, la cultura y tener una visión de México.

Tengan muy seguro que la exposición “tendrá una afluencia nutrida, de mucho interés y de mucho agradecimiento y satisfacción”, auguró.

Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM), afirmó que el Colegio de San Ildefonso, recibe una exposición que, basada en objetos artísticos, cuenta el devenir de la Iglesia Católica a través de los siglos y cuya evolución está indisolublemente ligada al mundo occidental y a la formación de los Estados nación.

Informó que la exposición relata esa historia a través de 180 piezas artísticas provenientes de los museos e instituciones vaticanas, complementadas con otras de la Secretaría de Cultura, de Relaciones Exteriores, de la Basílica de Guadalupe y de la propia UNAM.

“Esta exposición y este recinto son símbolos de esa laicidad, que no profesa ideologías religiosas, pero tampoco anticlericales; que entiende que Estado, educación y religión no son, ni deben ser, posiciones encontradas, sino de recíproco respeto a su natural autonomía”, expresó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here