En la columna El Cenote Sagrado del 24 de abril de 2020: ¿Fin del proyecto de la 4T por el coronavirus?; La OMS, ¿dictadura médica?; ¿Cuánto durará la contingencia sanitaria?; El Cardenal Aguiar nos anima
En la columna El Cenote Sagrado del 24 de abril de 2020: ¿Fin del proyecto de la 4T por el coronavirus?; La OMS, ¿dictadura médica?; ¿Cuánto durará la contingencia sanitaria?; El Cardenal Aguiar nos anima

¿Fin del proyecto de la 4T por el coronavirus?

Hemos visto estos días diferentes artículos periodísticos donde los analistas pronostican que la pandemia del coronavirus, podría ser el fin de la 4T. Aducen pruebas con motivo de la caída de popularidad del Presidente entre las clases medias y altas que votaron por él en la elección pasada. Otros ven en el tema de la recesión y el desempleo un elemento crucial para que en las elecciones intermedias del próximo año y las presidenciales del 24, puedan sacar de Palacio a Andrés Manuel. Nada está dicho y creemos que no será tan fácil que los proyectos de la 4T se derrumben. La mayoría de la gente le importa un comino lo que dicen los políticos. Sus dimes y diretes, les importa un bledo. Tampoco les interesa el Producto Interno Bruto, ni las tasas de interés, ni nada que se le parezca. Lo que está haciendo AMLO, lo tiene muy bien pensado. Su base de electores está en las clases bajas, pero esto no le alcanzaría para ganar una elección. Por eso, está ampliando las ayudas sociales a los jóvenes que para entonces votarán, a las madres solteras y cabezas de sus hogares y, claro está, a los adultos mayores. Con esto tendría una base electoral amplia que le daría la mayoría por mucho tiempo. Es cierto que si la economía se va deteriorando cada vez más y los impuestos de las empresas disminuyen, ¿de dónde saldrán los recursos para los programas sociales que tanto anuncia? Si aunamos a esto, una oposición timorata y sin liderazgo alguno en la sociedad, entonces, nada cambiará en un futuro próximo.

TE PUEDE INTERESAR: Iglesia católica y empresarios apoyan a familias afectadas por Covid-19

La OMS, ¿dictadura médica?

Así se expresan muchos conocedores del tema. Cada día son más los ataques a esta organización que parece no haber sabido, informar, controlar y proponer normas que ayudarían a un mejor restablecimiento de la vida normal que todo ciudadano pretende. Lo único que ha sabido hacer es dictar normas para que los gobiernos las acaten sin chistar. Parece que en cada país encontró la personaje perfecto para que así sucedieran las cosas. Muchos gobiernos comienzan a cuestionar el actuar de la OMS y sus dirigentes. Comenzando por el mismo Trump. Claro que este hombre, con tal de llevar la contraria, irá siempre contracorriente de lo que otros digan y hagan. Pero, sin ser expertos en el tema, vemos que los titubeos de los que deberían cuidar nuestra salud, cada vez van en aumento y, se cuestiona su manera de informar. Todo ello está llevando a una serie de especulaciones que cada día confunden más a la gente. Esto hace que pululen por la red toda clase de bulos y recetes para amainar la pandemia. La OMS, según dicen algunos expertos en el tema médico, les impone conductas y les impide hacer todo tipo de pruebas con los enfermos de coronavirus para ir encontrando el remedio a esta situación que a todos nos tiene atemorizados. Una cosa es cierta, lo que sí ha logrado la Organización es apanicar a la sociedad. No hay peor enemigo para salir de un problema que tener miedo. El miedo es “irreal”, no existe. Solo existe la realidad y la realidad en la mayoría de los casos no concuerda con las teorías o elucubraciones. Decir que lo que pasa en China sucederá en México basándose en datos aritméticos, es pura especulación. Cada país tiene su propia idiosincrasia. Lo triste ha sido que desde un principio no se compartieron las experiencias médicas para aprender y aplicar estas experiencias a los casos de pacientes que necesitaban atención. ¡No se vale!

¿Cuánto durará la contingencia sanitaria?

Todo mundo se pregunta lo mismo y nadie, claro está, sabe responder. La pregunta no está demás.  Viendo el panorama de muchas familias y obreros que han perdido su empleo, no es extraño que unos y otros se hagan “mil y una preguntas” y comience todo tipo de especulaciones. Nuestro vecino del Norte, es decir, el Sr. Trump, no deja de twittear que hay que volver al trabajo y abrir la producción. Eso se escucha acá y la gente también se lo pregunta. Nada más hay que ver las colas de gente que se forman para recibir un plato de comida donde la pueden conseguir. Muchas veces son las Iglesias con sus organizaciones y otras ONGs que están resolviendo un problema que  los gobiernos no lo ven y si lo ven, lo ignoran. Los más pesimistas nos dicen que tendremos que lidiar con la pandemia todo este año y posiblemente el que viene. Otros dicen que terminará muy pronto y volveremos a la actividad normal. Tenemos muchas dudas. El mundo sin querer ha cambiado. Solo pensar en viajar hoy por todo el mundo para conocer lugares fascinantes, de seguro que los que quisieran hacerlo, lo pensarían dos veces. Nos hemos dado cuenta que en un abrir y cerrar de ojos nuestra vida se puede ir al “carajo”. Lo que estamos viviendo nos está marcando.. Ojalá sea para bien. Mientras vivamos con intensidad lo que cada día nos trae porque mañana no sabemos si lo podremos contar.

TE PUEDE INTERESAR: [VIDEO] Cardenal Aguiar agradece a miembros de la iglesia

El Cardenal Aguiar nos anima

En  un mensaje dirigido por redes sociales, el Cardenal Carlos Aguiar Retes dirige una reflexión, principalmente a los sacerdotes y gente de Iglesia, aunque puede ser muy oportuno para todo aquel que quiera escuchar unas palabras de aliento en estos momentos de  temor, dudas y, por qué no, pánico. Es un mensaje que llama a escucharnos interiormente y a guardar silencio en nuestro corazón para encontrar la paz y la tranquilidad. Ya nos parecía que se había tardado en salir animando a la gente a tener paz en su corazón. Claro que alguno de sus detractores, gracias a Dios , son pocos, lo acusan de ser poco realista y de recurrir a técnicas orientales para adquirir esa paz interior que todos buscamos y necesitamos. En estos momentos de crisis, no necesitamos dispersión y francotiradores buscando protagonismos como alguno lo hace, criticando al Cardenal en lo que dice y hace. Esa gente no merece ser escuchada y menos tenida en cuenta porque lo único que parece que buscan, además de protagonismo, es destruir y socavar acciones que van en bien de la gente. Son personas amargadas y frustradas por razones que nunca saben explicar. Peor es aquellos que les creen y difunden sus bulos. Felicitamos al Cardenal y ojalá que nos brinde más reflexiones en este momento de confusión y estrés.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here