La icónica catedral de París, inspiración de obras clásicas en la literatura y el cine, se incendió este lunes. Aunque el pináculo fue consumido por las llamas, autoridades confirmaron por la tarde que la fachada y las torres lograron ser salvadas.

La fiscalía de la capital francesa inició una investigación, pero bomberos que participaron en las labores para sofocar el siniestro no descartaron que éste se haya originado por las obras de renovación que desde hace varios meses se llevan a cabo en el monumento.

Pese a que algunos portales de noticias señalaron que el incendio comenzó mientras se efectuaba una misa, hasta las 6:30 de la tarde, hora de México, no se habían reportado víctimas.

Aun cuando no se había consumido el siniestro, el presidente francés, Emmanuel Macron, dirigió un mensaje por la televisión en el que anunció que a partir del martes su gobierno lanzará una campaña internacional para recaudar fondos y reconstruir la catedral.

Autoridades de todo el mundo manifestaron sus condolencias por la tragedia y ofrecieron solidaridad para rescatar el monumento.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, escribió en Twitter: “Lamento el incendio en la catedral de Notre Dame en París, Francia. Es una desgracia para el arte, la cultura y la religión”.

Mientras, el canciller Marcelo Ebrard señaló: “Lamentamos profundamente el incendio en la Catedral de Notre Dame de Paris. Pueblo y gobierno de México expresan su solidaridad con Francia y ponen a disposición su apoyo y conocimientos para la reconstrucción que habrá de venir”.

En el Vaticano, Alessandro Gisotti, director interino de la Oficina de Prensa, manifestó el dolor de la Santa Sede ante las dramáticas imágenes de la histórica catedral, “símbolo del cristianismo en Francia y en el mundo”.

La historia de Notre Dame

La construcción de la Catedral de Notre Dame comenzó en 1163 y fue hasta dos siglos después (1345) cuando quedó lista. Está dedicada a la adoración de María y se sitúa en la isla de la Cité, rodeada por el Río Sena.

Uno de los hechos históricos que se celebraron en el recinto fue la coronación de Enrique VI de Inglaterra, en 1429.

Se trata de uno de los edificios más antiguos que representan el estilo gótico, la arquitectura que surgió entre el periodo llamado Romántico y el Renacimiento, que se caracteriza principalmente por arcos ojivales, o en forma de bala, así como por sus bóvedas de crucería e iluminación.

Durante la década de 1790, tras la Revolución Francesa, la catedral sufrió profanaciones y muchas de sus piezas artísticas quedaron dañadas. Pese a todo, en 1804 se llevó a cabo ahí la coronación de Napoleón Bonaparte.

Sin embargo, en 1831, la publicación de la obra Nuestra Señora de París, del escritor Víctor Hugo, reavivó el interés popular por el edificio religioso. Así, en 1845 el arquitecto francés Eugéne Viollet-le-Duc encabezó un proyecto de restauración, el cual se prolongó por más de 25 años.

En 1909 quedó lista y se efectuó la beatificación de Juana de Arco. Además, el recinto quedó sin daños durante las dos guerras mundiales, pese a la invasión nazi en 1944.

Con el paso del tiempo la catedral trascendió su importancia católica y se convirtió en un símbolo de la cultura europea. En 1991 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Es uno de los monumentos históricos más visitados en el mundo. Solo el año pasado fue visitado por cerca de 13 millones de personas y en un día de gran afluencia recibe hasta 50 mil personas.

Alberga objetos históricos como la corona de espinas que los romanos le colocaron a Jesús el día que lo crucificaron, además de un pedazo de la cruz y un clavo.

También contiene obras de arte como La visitación, de Jean Jouvenet, que data de 1716, y Santo Tomás de Aquino, fuente de la sabiduría, por Antoine Nicolas, de 1648.

El incendio

De acuerdo con los primeros reportes, el incendio de este lunes comenzó alrededor de las 18:50 horas, tiempo de Francia, en alguna parte del techo de la catedral.
Unas mil personas que se encontraban en el recinto fueron desalojadas, mientras el fuego se propagaba rápidamente. Al lugar llegaron unos 400 bomberos, uno de los cuales resultó gravemente herido.

En minutos se derrumbaron la bóveda y la aguja centrales del recinto, por lo que algunos miembros del personal que luchaba por sofocar el incendio aceptaron que iba a resultar muy difícil rescatar el inmueble.

Apenas una hora después, y aun cuando no había sido sofocado el incendio, el presidente Macron emitió un mensaje desde el frente de la catedral. “Reconstruiremos Notre Dame”, ofreció al anunciar que el próximo martes comenzará una campaña internacional para recaudar fondos.

“Se ha evitado lo peor, aunque todavía no tenemos la batalla ganada totalmente”, anunció y agradeció a los bomberos por haber salvado las dos torres y la fachada del edificio.

Reacciones

El incendio fue la nota principal en los portales de noticias más importantes del mundo, que destacaron el valor histórico y cultural de la catedral.

Además, líderes mundiales manifestaron su tristeza por el hecho. El presidente del Consejo Europeo Donald Tusk opinó: “Notre Dame de París es Notre Dame de todo Europa. Estamos todos con París hoy”.

El presidente de EU, Donald Trump, tuiteó: “Qué horrible ver el enorme fuego en la catedral de Notre Dame en París. Quizás aviones cisterna pueden ser usados para apagarlo. ¡Hay que actuar rápido!”.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, dijo que se trata de “una triste noticia para nuestra historia y nuestro patrimonio cultural universal”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, refirió en Twitter: “Horrorizado por las imágenes del incendio que devasta la catedral de Notre-Dame, una joya única del patrimonio mundial que reina sobre París desde el siglo XIV. Mis pensamientos están con el pueblo y el gobierno francés”.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, escribió: “Completamente desgarrador ver la catedral de Notre-Dame en llamas. Los canadienses pensamos en nuestros amigos en Francia mientras luchan contra el fuego devastador”.

Mientras Steffen Seibert, portavoz de Angela Merkel, manifestó: “Estas horribles imágenes de Notre Dame en llamas duelen. Notre Dame es un símbolo de Francia y de nuestra cultura europea. Nuestros pensamientos están con los amigos franceses”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here